Capturan hija de narcotraficante colombiano Rodríguez Orejuela por extorsión

Una hija del narcotraficante colombiano Gilberto Rodríguez Orejuela fue detenida presuntamente por extorsionar a un empresario, se informó el jueves oficialmente.

Se trata de María Alexandra Rodríguez Mondragón, quien según la Fiscalía "le pedía la suma de mil doscientos millones de pesos (unos 587.000 dólares) para no arremeter contra él y su núcleo familiar, ya que supuestamente había adquirido un predio de los Rodríguez Orejuela".

La hija del capo fue capturada el jueves y presentada por la Fiscalía ante un juzgado penal que le ordenó la prisión preventiva por el delito de extorsión agravada. Fue enviada a una cárcel para mujeres del municipio de Jamundí, en el departamento de Valle del Cauca y a 305 kilómetros al suroeste de Bogotá.

En rueda de prensa Mery Patricia Conejo, directora especializada de la Policía Judicial de Crimen Organizado de la Fiscalía General, explicó que Rodríguez Mondragón "amenaza con recuperar (una) finca por ser de su familia, pero a la vez lo hace firmar tres letras de cambio por valor de mil doscientos millones de pesos. Posteriormente estas letras fueron entregadas a un juzgado para un cobro ejecutivo por el predio que había sido adquirido legalmente".

Según aseguró la Fiscalía en un comunicado de prensa, la hija del capo del narcotráfico mostró su eventual interés por llegar a un acuerdo por el delito de extorsión agravada.

Andrés Felipe Roa, esposo de Rodríguez Mondragón, también está siendo judicializado por el caso.

Gilberto Rodríguez Orejuela, de 75 años, fue detenido por la policía en junio de 1995 en Cali, capital del departamento de Valle del Cauca y acusado de exportar entre 70% y 90% de la droga que ingresaba a las calles de Estados Unidos.

En noviembre de 2002, en medio de un gran escándalo, un juez ordenó su libertad. Pero en diciembre de 2003 un tribunal de Estados Unidos pidió su extradición y la de su hermano Miguel Ángel con el argumento de que durante su detención en cárceles colombianas habían seguido enviando cocaína a ese país.

En diciembre de 2004 Gilberto Rodríguez Orejuela fue extraditado a Estados Unidos y condenado a 30 años de prisión. Su hermano Miguel Ángel corrió la misma suerte tres meses después.

Otro de sus hijos ha dicho que su padre se encuentra "bastante enfermo" en una cárcel estadounidense.

A mediados de 1994 se publicó el contenido de una conversación telefónica en la que se daba a entender que los Rodríguez Orejuela habrían financiado la campaña a la presidencia del entonces candidato Ernesto Samper Pizano, quien gobernó Colombia entre 1994 y 1998. Samper siempre pregonó su inocencia y los Rodríguez Orejuela nunca reconocieron dicha financiación.

Gilberto Rodríguez es tal vez el narcotraficante más sonado de Colombia después del temible capo Pablo Escobar, muerto por la fuerza pública en diciembre de 1993.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7