Cardenal dice que Venezuela avanza hacia una dictadura

CARACAS ( AP). La máxima autoridad de la Iglesia católica venezolana manifestó el viernes preocupación por la veintena de leyes que aumentan los poderes del gobierno aprobadas este mes por la Asamblea Nacional y afirmó que el país avanza hacia una dictadura.

" Estamos avanzando hacia una dictadura", dijo el cardenal Jorge Urosa Savino tras expresar inquietud por el paquete de 22 leyes que aprobó el congreso en las últimas tres semanas, entre las que se incluye una ley que da poderes al presidente Hugo Chávez para legislar por año y medio y otras legislaciones que aumentan el control estatal sobre los medios, los bancos, las universidades y las organizaciones no gubernamentales (ONG).

Sin mencionar a Chávez, Urosa Savino dijo al canal de noticias Globovisión que quienes dirigen el gobierno deben tener en cuenta "la responsabilidad grandísima que tendrán ante la historia y ante Dios, si quieren imponer una dictadura totalitaria que ciertamente sería algo terrible para Venezuela".

El purpurado recordó que Chávez ha manifestado su decisión de llevar al país hacia un régimen marxista-socialista y aseguró que las autoridades locales de la Iglesia católica no cesarán en su defensa por los derechos consagrados en la constitución, aunque genere malestar.

"Si alguien se molesta porque el Episcopado señale que hay presos políticos, si alguien se siente aludido porque pedimos respeto al derecho de información, lo lamentamos mucho; pero eso es un postulado de la constitución", acotó.

Chávez desestimó el viernes las críticas que han hecho opositores, autoridades eclesiásticas y organizaciones humanitarias.

" Qué dictadura ni qué ocho cuentos. Déjenme trabajar, que yo lo que hago es trabajar por el pueblo", dijo el mandatario durante una cadena de radio y televisión.

El cardenal tuvo a mediados de año un entredicho con Chávez tras declarar que el país avanzaba hacia un " Estado socialista" de corte " marxista-comunista".

Chávez respondió a las afirmaciones llamándolo "troglodita" y "mentiroso" y ordenó revisar el convenio que tiene el gobierno venezolano con el Vaticano, que le da prioridad a la Iglesia católica sobre el resto de las iglesias.

Desde que asumió su cargo en 1999 Chávez ha mantenido tirantes relaciones con las autoridades locales de la Iglesia católica a las que ha acusado de darle la espalda a los pobres y ponerse del lado de la oligarquía, a la que considera empeñada en derrocarlo.

De acuerdo con las principales encuestadoras locales, la cúpula eclesiástica tiene una alta credibilidad en el país, donde más de la mitad de sus 28 millones de habitantes profesa la religión católica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes