Caricaturas de Mahoma podrían haber provocado atentado

ISLAMABAD (AFP) - Ocho personas murieron y 27 sufrieron heridas al estallar el lunes un coche bomba frente a la embajada de Dinamarca en Pakistán, en una probable represalia por la publicación de caricaturas del profeta Mahoma, indicaron los medios de comunicación y fuentes oficiales.

La violenta deflagración provocó daños en la legación danesa, en el centro de Islamabad, y casi destruyó una agencia vecina de las Naciones Unidas. Por otra parte, numerosos automóviles fueron dañados por la fuerza de la explosión, que dejó un enorme cráter.

Por el momento no ha habido reivindicación, pero fuentes oficiales dijeron que este atentado probablemente estaba vinculado con la polémica por la publicación de las caricaturas de Mahoma, que periódicos daneses reprodujeron por primera vez en 2005, y volvieron a editar en febrero pasado.

El jefe del ministerio del Interior paquistaní, Rehman Malik, afirmó que este "ruin" atentado "podría ser una reacción a los dibujos blasfemos publicados en Dinamarca" y prometió que los culpables serán capturados.

En Dinamarca, el primer ministro Anders Fogh Rasmussen condenó este "crimen horrible y cobarde", y dijo a los periodistas que este ataque no se justificaba.

El presidente estadounidense, George W. Bush, fustigó el lunes este atentado y ofreció sus condolencias a las víctimas, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

"Condenamos el atentado terrorista, no tiene ninguna justificación", subrayó Perino. "El presidente ha sido informado y ofreció sus condolencias a las víctimas de la violencia y sus familiares", añadió.

Pakistán ha sido un aliado clave de Estados Unidos en su "guerra contra el terrorismo" desde 2001.

Dinamarca había reducido los efectivos de la embajada y desplazado a la mayor parte del personal extranjero en los últimos meses debido a amenazas relacionadas con la publicación en febrero de caricaturas del profeta Mahoma en la prensa danesa.

Un periodista de la AFP describió escenas de pánico después de la explosión y vio cuando los equipos de socorro médico se llevaban a varias víctimas cubiertas de sangre. La ensordecedora deflagración quebró los vidrios de las ventanas a cientos de metros de distancia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Dinamarca, Per Stig Moeller, afirmó que esta explosión podía ser relacionada con recientes llamados del líder de Al Qaida, Osama bin Laden, y su lugarteniente Ayman al Zawahiri, para que se llevasen a cabo ataques contra blancos daneses a causa de las caricaturas de Mahoma.

"Nosotros podemos hacer muchas suposiciones. Al Qaida de bin Laden ha llamado a llevar a cabo ataques contra Dinamarca (o) podrían ser los talibanes, que quieren perjudicarnos porque estamos presentes en Afganistán", declaró.

Dinamarca tiene unos 550 efectivos en el marco de una fuerza dirigida por la OTAN en Afganistán que combate a la guerrilla de los talibanes.

Moeller indicó que un limpiador paquistaní que trabajaba en la embajada murió, y que tres empleados locales fueron heridos, pero que los cuatro miembros del personal danés de la legación, incluyendo al encargado de negocios, salieron ilesos.

La televisión paquistaní, controlada por el gobierno, y la agencia de noticias estatal, afirmaron que en total murieron ocho personas. Sin embargo, Malik dijo que por lo menos seis murieron, incluyendo a dos policías que custodiaban la embajada, y 27 fueron heridos.

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, y el primer ministro Yusuf Raza Gilani, condenaron este atentado, según fuentes oficiales.

El Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Javier Solana, afirmó este lunes en un comunicado que condena "el atentado terrorista escandaloso cometido contra la embajada de Dinamarca en Islamabad".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes