Carlos Andrés Pérez será sepultado en Venezuela

MIAMI (AP). Carlos Andrés Pérez será sepultado en Venezuela luego que los familiares del ex presidente en Miami accedieron a la solicitud de otros familiares de repatriar los restos al país sudamericano, informaron el miércoles los parientes aquí.

"La familia Pérez Matos (que reside en Miami) no va a controvertir la acción de la familia Pérez Rodríguez" de repatriar los restos, dijo la familia Pérez Matos en un comunicado.

"En la presente hora de Venezuela, el amor hacia ésta y hacia sus grandes hombres hay que prodigarlo. Repatriarlo es una manera de rendirle tributo, por lo tanto ni Cecilia Matos, ni sus hijas, María Francia y Cecilia Victoria, van a convertirse en obstáculo", añade la declaración.

Minutos después de emitir el comunicado, una de las hijas, María Francia Pérez, dijo a la AP que la repatriación no será inmediata.

"Esto es un proceso que lleva tiempo, un acuerdo mutuo entre la familia" de Pérez que está en Miami y la parte que está en Venezuela, manifestó María Francia Pérez.

Al ser consultada sobre si su padre iba a permanecer en la casa funeraria hasta ser repatriado, respondió "sí". Se negó a responder si su madre estaba casada legalmente con Pérez y no quiso dar otros detalles.

En Caracas, Carolina Pérez, hija del fallecido presidente, dijo luego a la AP que los familiares del ex mandatario en Venezuela "estamos muy contentas por haber hecho esto, por haber acabado con esta historia (la disputa sobre dónde iba a ser enterrado)".

"Esto nunca debió haber pasado y gracias a Dios que terminó así", dijo Carolina poco después de salvado el obstáculo. "Y la verdad, de corazón, espero que ellas (los familiares en Miami) nos acompañen aquí el día que toque enterrar a mi padre".

Indicó que el nieto mayor del ex mandatario, Gabriel Pérez, de 37 años, viajará la próxima semana a Miami y estará a cargo de organizar el traslado, el cual espera se concrete lo más "pronto posible".

El entierro de Pérez se iba a realizar en esa ciudad de Florida el miércoles pero fue suspendido luego que un juez aceptó una demanda de los familiares del ex presidente en Venezuela en que pedían impedir su inhumación allí y forzar su repatriación.

El juez de Miami-Dade Gerald Hubbart ordenó el martes suspender la inhumación, confirmaron las fuentes.

La orden de Hubbart acepta el pedido de la primera esposa de Pérez, Blanca Pérez, de impedirle a la casa funeraria "tomar cualquier medida para enterrar" o "disponer de cualquier otra manera" los restos, hasta que reciba nuevo aviso de la corte. No se programaron audiencias ni otros pasos judiciales de inmediato en el caso.

Horas antes, Carolina Pérez declaró a la AP: "Nosotros tomamos una medida judicial para suspender el entierro en la ciudad de Miami, ya que la familia Matos en Estados Unidos en ningún momento nos consultó, fueron tomando decisiones de manera unilateral, de hecho por razones que no entendemos, porque siempre hubo un canal abierto entre ellos y nosotros".

En una declaración jurada ante el tribunal, Blanca Pérez afirma: "Mi esposo y yo nunca nos divorciamos y permanecimos legalmente casados hasta la fecha de su muerte".

Cecilia Matos, quien fue secretaria y compañera íntima de Pérez durante muchos años y vivía con él en Miami, ha sido en años recientes ampliamente identificada como su esposa. Ella y las dos hijas que tuvieron, María Francia y Cecilia Victoria, deseaban enterrarlo en Miami, pues opinaban que Pérez no debía ser enterrado en Venezuela mientras ésta esté gobernada por Hugo Chávez.

La misa del miércoles, en una iglesia decorada con arreglos navideños, duró unos 45 minutos. Estuvo presenciada por unas 200 personas que siguieron las oraciones del padre colombiano Alvaro Huertas, quien había bautizado a dos de los nietos de Pérez.

"Hoy es el día más grande, más importante, de su peregrinación (de Pérez) por la vida, le estamos celebrando su Pascua, su paso de este mundo a la plenitud de la vida", expresó Huertas.

Entre los presentes de la misa, además de familiares, estaban el ex embajador venezolano ante la ONU Diego Arria, el alcalde de Caracas Antonio Ledezma y la canciller colombiana María Angela Holguín.

Ledezma declaró que a Pérez no lo mató una enfermedad, sino "el dolor de patria ausente. Vamos a recordarlo con alegría y a homenajearlo comprometiéndonos a que unidos vamos a restablecer la democracia por la que luchó toda su vida".

El ataúd, cubierto con la bandera de Venezuela, fue cargado al entrar a la iglesia por varios hombres vestidos de negro, entre ellos Ledezma, quienes lo colocaron frente al altar.

En el velatorio en Miami el miércoles, el sacerdote venezolano Alexi Bastidas, un viejo amigo de la familia que viajó especialmente desde Nueva York, se acercó al ataúd y con una Biblia en sus manos lo despidió, leyendo el responso universal de los difuntos.

Pérez representa "la democracia de Venezuela y el sueño de un país que todos podemos conquistar", manifestó el cura a la AP.

Pérez, quien pasó en Miami los últimos años de su vida, falleció aquí el sábado a los 88 años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes