Casa Blanca admite envío de correos no deseados

WASHINGTON (AP). Después de insistir en que nadie recibía correos no deseados de parte de la Casa Blanca, las autoridades cambiaron su versión ayer lunes y culparon a grupos políticos externos de esos mensajes.

El director de Internet de la Casa Blanca, Macon Phillips, dijo en un mensaje publicado en un blog que varios grupos independientes, a los que no mencionó por su nombre, dieron de alta a sus integrantes para que recibieran actualizaciones sobre los proyectos de Obama, sus prioridades y discursos.

La Casa Blanca había negado en varias ocasiones que quienes no quisieran esos correos los habían recibido.

"Nos han hecho saber que algunas personas pudieron ser inscritas en nuestras listas de correo electrónico sin que lo supiéramos, posiblemente como resultado de las medidas de grupos externos de todo tipo de filiación política, y pedimos disculpas por cualquier inconveniencia causada a las personas que recibieron un mensaje inesperado", escribió Phillips.

"No buscamos que alguna persona reciba correos electrónicos de parte de la Casa Blanca sin que lo desee. Esta esa es una de las razones por las que nunca hemos agregado, ni nunca agregaremos, nombres de una lista comercial o política a la lista de la Casa Blanca", agregó en el mensaje.

La casi disculpa surgió horas después de que el más alto republicano de la comisión de vigilancia de la Cámara de Representantes, Darrell Issa, cuestionara a la Casa Blanca sobre su ambicioso plan de correos electrónicos, que incluía un mensaje de David Axelrod, uno de los más importantes asesores políticos de Obama, en el que solicitaba apoyo para el plan de reforma al sistema de salud.

Issa también le preguntó al asesor de la Casa Blanca, Greg Craig, si las autoridades recolectaban los nombres de los detractores del presidente.

"Me preocupa la posibilidad de que las listas de correos electrónicos políticas sean utilizadas para fines oficiales", escribió Issa. "Esto crea dudas sobre si esta administración está borrando los límites entre asuntos políticos y asuntos oficiales".

Issa también quería saber la forma exacta en la que la Casa Blanca utilizó un correo electrónico distinto, diseñado para dar seguimiento a lo que llamó reclamos "turbios" sobre su propuesta de reforma, la misma cuenta que fue desabilitada el lunes por la tarde.

Los funcionarios del gobierno de Obama habían negado las quejas sobre que las personas recibían correos electrónicos no deseados o que la administración estaba creando una lista de enemigos, como habían dicho algunos sitios de internet y programas en los medios de comunicación.

Hace semanas los funcionarios de la Casa Blanca pidieron al público que le compartieran las direcciones de correo de sus críticos para que pudieran combatir y corregir las ideas equivocadas sobre el plan. Esos correos electrónicos son correspondencia oficial con la Casa Blanca y deben ser preservados, sin alteraciones durante décadas para finalmente ser presentados al público a través de los Archivos Nacionales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes