Caso Garzón: Zapatero pide respeto para decisión judicial

MADRID ( AP). El presidente español José Luis Rodríguez Zapatero admitió el jueves que la posible suspensión del juez Baltasar Garzón genera polémica, pero pidió respeto para las actuaciones judiciales.

" Sé que decisiones judiciales, como la que hemos conocido en torno al juez Garzón, está siendo objeto de una gran polémica", dijo Zapatero ante preguntas de los periodistas. " Mi responsabilidad como presidente del gobierno es respetar la acción de la justicia, más allá de la opinión que cada uno pueda tener".

Zapatero no quiso realizar más valoraciones sobre la resolución del Tribunal Supremo, que el miércoles consideró procedente sentar a Garzón el banquillo de los acusados por su fallida investigación de los crímenes del franquismo.

Garzón está acusado de prevaricación, el delito de dictar a sabiendas una resolución injusta, y la apertura de juicio podría provocar en cuestión de días la suspensión cautelar del juez, que siempre ha negado mala praxis.

Además, de ser condenado, Garzón se enfrentaría a un periodo que oscila entre los 10 y los 20 años de inhabilitación. A sus 54 años, una pena de estas características pondría punto final a la carrera del juez más famoso y mediático de España tras más de 20 años de servicio en la Audiencia Nacional.

A pesar de la prudencia de Zapatero, el vicepresidente tercero del gobierno, Manuel Chaves, consideró que juzgar a Garzón sería incomprensible.

" Algo ha ocurrido en el seno del estamento judicial para que se haya llegado a esta situación", señaló Chaves en declaraciones a la televisión pública.

El vicepresidente socialista expresó su confianza en que el posible juicio no suponga el final de la carrera de Garzón.

El futuro del magistrado también ocupo portadas y editoriales de todos los diarios españoles, demostrando que la figura de Garzón es tan mediática como polémica.

" El Supremo juzgará a Garzón", tituló el madrileño ABC. " Garzón, camino del banquillo", escribió el rotativo La Razón.

El magistrado del Supremo Luciando Varela, que instruye el caso de Garzón desde la querella original presentada por el sindicato conservador Manos Limpias, dijo en su auto que el magistrado se extralimitó en sus competencias legales al intentar abrir en 2008 una causa sobre la dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

Después de un año de investigación, Varela estimó que Garzón actuó sabiendo que aquellos delitos prescribieron al amparo de la Ley de Amnistía promulgada para restañar las heridas de la dictadura en 1977, dos años después de la muerte de Franco.

Garzón aseguró en su investigación de 2008, que abandonó a regañadientes por falta de apoyos, que las desapariciones y detenciones sistemáticas de los opositores del bando republicano al régimen franquista constituían un delito de lesa humanidad, sin prescripción legal posible.

El magistrado dispone de un último recurso a su disposición, pero Varela los ha rechazados todos hasta la fecha.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes