Caso Posada: intentan impedir divulgación de pruebas

EL PASO, Texas, EU ( AP). Fiscales federales de El Paso han pedido que un juez impida la divulgación de pruebas "delicadas" en el caso por perjurio que se sigue al anticastrista Luis Posada Carriles.

En una moción presentada la semana pasada ante un tribunal federal, los fiscales pidieron que la jueza de distrito Kathleen Cardone emita una orden de protección para evitar la divulgación pública de información que " implica potencialmente la privacidad, el decoro, la aplicación de las leyes y otros intereses de terceros involucrados, así como gobiernos extranjeros, en el caso contra Luis Posada Carriles".

Posada Carriles, de 81 años, ex agente de la CIA y soldado del ejército de Estados Unidos, es acusado de haber mentido sobre su participación en los atentados a una serie de hoteles en la Habana en 1997, que mataron a un turista italiano. Habría mentido también a las autoridades de inmigración sobre la forma en que ingresó a Estados Unidos desde México en el 2005.

El acusado rechaza los cargos y se ha declarado inocente en el caso de perjurio.

Posada Carriles es exigido por Cuba y Venezuela, donde enfrentaría acusaciones de que planeó el atentado mortífero de un avión de Cubana de Aviación ocurrido en 1976. Posada ha rechazado esas acusaciones.

Los fiscales señalan que " el gobierno tiene un interés comprensible en evitar que ciertas evidencias descubiertas, delicadas pero no reveladas, sean publicadas a cualquiera que no sea parte ante los procedimientos de la corte sobre este asunto".

" Este material podría incluir información relevante para la seguridad nacional en la actualidad o para investigaciones y procesos penales", añadieron.

En solicitudes previas, abogados de Posada Carriles pidieron que los fiscales entreguen las copias de documentos que detallan su " larga relación con agencias de inteligencia y de las autoridades del gobierno federal, así como con testigos del gobierno".

Posada Carriles, quien enfrentaría juicio en febrero, vive con su familia en Miami.

Un juez federal de inmigración en El Paso ordenó que Posada saliera del país en el 2005. Sin embargo, el juez determinó también que el acusado no puede ser enviado a Cuba, donde nació, ni a Venezuela, país del que es ciudadano naturalizado, ante los temores de que podría sufrir torturas.

Ningún otro país estaría dispuesto a permitirle la entrada.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes