Castro duda de su salud dentro de cuatro años

LA HABANA (AP). El líder cubano Fidel Castro dudó el jueves de que dentro de cuatro años conserve la capacidad de estar atento a las noticias y a los acontecimientos mundiales como hasta ahora lo hizo; mientras pidió a los dirigentes de la isla seguir adelante ante su eventual muerte.

"He tenido el raro privilegio de observar los acontecimientos durante tanto tiempo. Recibo información y medito sosegadamente sobre los acontecimientos. Espero no disfrutar de tal privilegio dentro de cuatro años, cuando el primer período presidencial de (Barack) Obama haya concluido", expresó el jueves el ex mandatario en una de sus habituales Reflexiones, como llama a los escritos publicados en la prensa local.

Castro, de 82 años de edad y quien fue operado en varias ocasiones sin que se conozcan detalles de la enfermedad que padece, no apareció en público desde hace dos años y medio cuando delegó el poder en su hermano, Raúl Castro.

Cada cierto tiempo surgen rumores sobre su estado de salud y eventual muerte, en especial si pasa mucho tiempo sin publicar sus columnas de opinión o recibir a mandatarios o personalidades amigas.

En esta ocasión hubo especulaciones al finalizar el 2008 que se hicieron más fuertes tras el paso de dos presidentes, el panameño Martín Torrijos y el ecuatoriano Rafael Correa, a quienes no recibió.

Sin embargo, en la víspera invitó a hablar con él durante 40 minutos a la argentina Cristina Fernández, quien aseguró haber visto "bien" a Castro y por la noche publicó una columna --la primera en un mes-- en la cual ratificó las palabras de la gobernante sudamericana sobre su apreciación sobre Obama al cual consideró un "hombre sincero".

Al igual que el escrito del día anterior, el del jueves tuvo como personaje protagonista al nuevo presidente estadounidense.

"He reducido las Reflexiones tal como me había propuesto para el presente año, a fin de no interferir ni estorbar a los compañeros del Partido (Comunista) y el Estado en las decisiones constantes que deben tomar frente a dificultades objetivas derivadas de la crisis económica mundial", explicó el ex gobernante isleño en su columna.

"Yo estoy bien, pero insisto, ninguno de ellos (los dirigentes actuales del país) debe sentirse comprometidos por mis eventuales Reflexiones, mi gravedad o mi muerte", agregó Castro.

En la víspera, el presidente Raúl Castro calificó de "rumores" las especulaciones sobre la salud de su hermano. "¿Creen que si estuviera grave yo estaría risueño aquí? Próximamente voy a dar un viaje a Europa, ¿ustedes creen que yo puedo salir de aquí si Fidel estuviera grave?", exclamó el mandatario a periodistas que lo rodearon tras despedir a Fernández.

En lo que a Obama se refiere expresó: "Nadie podría dudar de la sinceridad de sus palabras cuando afirma que convertirá a su país en modelo de libertad, respeto a los derechos humanos en el mundo", expresó Castro quien destacó la decisión del nuevo mandatario de cerrar la cárcel en la Base Naval de Guantánamo, ubicada al oriente de Cuba.

Aunque, el convaleciente líder expresó algunas dudas, pues "a pesar de todas las pruebas soportadas, Obama no ha pasado por la principal de todas. ¿Qué hará pronto cuando el inmenso poder que ha tomado en sus manos sea absolutamente inútil para superar las insolubles contradicciones antagónicas del sistema?".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes