Cataluña debatirá eventual prohibición de corridas de toro

BARCELONA ( AFP). El Parlamento de Cataluña (noreste) abrió este viernes las puertas a la prohibición de las corridas de toros al admitir por mayoría para ser tramitado el debate de una iniciativa legislativa popular (ILP) para pedir el fin de la " fiesta", que sólo sigue en un coso de Barcelona.

La decisión, aprobada con 67 votos a favor, 59 en contra y 5 abstenciones-- pone en peligro el funcionamiento de la única plaza de toros de Barcelona, " la Monumental".

En los corrillos del Parlament (parlamento regional catalán) --que este viernes fue seguido en su último pleno del año por una cantidad inusual de periodistas-- se pudo escuchar que el trámite a seguir " será largo" y que la prohibición depende ahora de un intenso intercambio de ideas entre los grupos parlamentarios en comisión para que luego se discuta en otro pleno.

El parlamento regional admitió a trámite la iniciativa de la plataforma " Prou" (Basta, en catalán) que intenta modificar la ley de protección de los animales para prohibir las corridas y que recibió el apoyo de 180,000 firmas de ciudadanos, 130,000 más de las necesarias para que fuera aceptada por el Parlament.

La ILP pide ampliar un artículo de la ley catalana de protección de los animales que prohíbe el uso de animales en " peleas y espectáculos" si pueden ocasionarles sufrimiento o pueden ser objeto de " burlas o tratamientos antinaturales".

Partidarios y detractores de la " fiesta" taurina se habían movilizado ante la votación, aunque, este viernes, sólo un reducido grupo de antitaurinos falsamente ensangrentados o vestidos de toros, se citó frente al parlamento, situado en el parque de la ciudadela de la ciudad, bajo un frío intenso.

Los dos principales partidos, los socialistas catalanes del PSC y los nacionalistas de CIU, dejaron libertad de voto a sus diputados sobre esta cuestión que divide a la clase política local. Independentistas y partidos de izquierda votaron a favor y los conservadores del Partido Popular, en contra.

Las primeras reacciones a la decisión surgieron entre los taurinos: en un comunicado, el propietario de la " Monumental" de Barcelona, Pedro Balañá, dijo que la prohibición de las corridas en Cataluña sería " una limitación a la libertad" y consideró que sería lamentable acabar con "una de las tradiciones con más arraigo en Barcelona y Cataluña".

El conocido ganadero Victorino Martín calificó " un error gravísimo" la decisión del Parlament catalán y dijo que " el caldo de cultivo" y los " intereses separatistas" de los catalanes " no se dan en ningún sitio", por lo cual interpretaba que la idea no se extendería al resto de España.

El secretario general de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos, Enrique Garza, dijo que " a veces la clase política tiene tendencia a organizar debates estériles para eludir los problemas reales de la sociedad".

Tras manifestar su " satisfacción" por el resultado de la votación, el presidente de los independentistas de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Joan Puigcercós, rechazó las acusaciones de que su grupo busca un debate identitario y un enfrentamiento entre Cataluña y España sobre la prohibición de las corridas de toros.

Puigcercós centró la polémica únicamente en la muerte del animal y constató que la identidad catalana " no tiene nada que ver" con el debate, al reconocer que siempre hubo catalanistas a favor y en contra de los festejos taurinos y que se trata de una polémica " internacional", como demuestran las peticiones abolicionistas que existen también en otros países de tradición taurina como Venezuela, Colombia y Francia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes