Censo muestra el perfil del hogar hispano en NY

NUEVA YORK (AP). Los hispanos del estado de Nueva York demuestran lealtad a la familia tradicional, pero también presentan rasgos que rompen con el esquema clásico porque hay muchos hogares latinos en los que la mujer no cuenta con un marido que la apoye.

Las cifras del censo de 2010 también indicaron que proporcionalmente también conviven con más generaciones que otros grupos y el porcentaje de hijos hispanos adoptados es mayor al de los blancos.

Los datos son algunos de los muchos emitidos por la oficina del censo en julio y que muestran un perfil más completo de los hispanos de uno de los estados clave del noreste del país.

"Tenemos a bastantes mujeres sin esposo", dijo Martha Pisculli, presidenta de la Mexican American Community de Yonkers, un suburbio de Nueva York. "Es un problema social. Los esposos llegaron aquí primero, a trabajar. Años después llegaron ellas con sus hijos, pero ellos ya tenían otra vida. Es por eso que acaban solas".

En tan sólo un 10,2% del total de viviendas del estado con un encargado del hogar de raza blanca, ese jefe de familia es una mujer que vive sin esposo. En la categoría equivalente hispana, el porcentaje es del 27,4%.

Según Pisculli, muchas de las hijas de estas mujeres se quedan embarazadas a una edad temprana, sin un compañero que las ayude a mantener a sus hijos.

"Viven en la casa con la mamá", dijo Pisculli, quien lleva años ayudando a la comunidad inmigrante hispana del suburbio.

José Javier Bosque, director ejecutivo de una misión de ayuda a inmigrantes llamada Southside Mission, en Brooklyn, asegura que las estadísticas del censo no reflejan la realidad.

Muchas mujeres hispanas en el estado reportan que están solas, sin un esposo, para poder obtener ayudas monetarias del gobierno en vivienda, cuidado médico, pagos de guarderías y escuelas públicas y mayores devoluciones en pagos de impuestos.

En realidad, viven con sus maridos, asegura el activista.

"Yo no estoy culpando a las mujeres. Creo que son las mujeres quienes levantan a las familias hispanas aquí", aseguró Bosque. "Esto es culpa de todos. Es culpa del sistema y de la mala educación que reciben. Además, no les queda más remedio. No hay dinero para guarderías privadas, no hay dinero para vehículos y traslados. El sistema te fuerza a mentir".

Los lazos a la familia que tienen los hispanos del estado de Nueva York parece evidentes, según muestran los números.

De los 12,7 millones de blancos que viven en el estado, un 77,5% vive en familia, mientras que de los 3,4 millones de hispanos del estado un 86,4% lo hace. De los poco más de tres millones de afroestadounidenses del estado, un 79,9% vive en familia.

"Vemos que los hispanos no viven en un solo tipo de familia, sino que están en varios tipos de categorías", dijo Merarys Ríos, demógrafa de la rama de Etnicidad y Ascendencia de la oficina del censo.

"La proporción de hispanos que vivía en familia el año 2010 disminuyó en comparación al censo del 2000. Sin embargo, en comparación a otros grupos, por ejemplo, la población blanca, el por ciento de hispanos viviendo en familia continua siendo mayor", dijo Ríos.

Familia no significa necesariamente esposo y esposa.

De los 5,2 millones de casas con un jefe de familia de raza blanca, un 47,1% cuenta con una pareja que es marido y mujer. Del poco más de un millón de viviendas con un encargado de hogar hispano, un 36,7% cuenta con un matrimonio entre hombre y mujer.

El número de hispanos, al igual que en el resto del país, ha aumentado considerablemente en el estado en la última década.

Nueva York pasó de tener 2,8 millones de hispanos hace 10 años a 3,4 millones ahora. Mientras hace 10 años los hispanos representaban un 15% de la población del estado, ahora representan un 17,6%. Es decir, superan levemente a la población afroestadounidense (17,2%). La población blanca del estado se mantiene en aproximadamente un 73,4%.

Los hispanos crecieron más en número durante la última década en suburbios y pueblos fuera de la gran ciudad que en condados urbanos como Queens, Manhattan o El Bronx.

"Muchos abandonan la ciudad porque la vivienda es más barata y las escuelas son mejores", dijo Angelo Falcón, presidente del Instituto Nacional de Políticas Latinas. "De hecho, zonas del norte del estado han sufrido una pérdida de población en general, así que los latinos están llenando ese vacío".

Por ejemplo, el condado de Suffolk en el noreste del estado experimentó un crecimiento de casi 97.000 hispanos es decir, del 65% .

En el condado de Orange, en la zona sur del estado, la población hispana creció un 69% entre 2000 y 2010, mientras que la blanca se redujo en un 4% esa misma época

En cambio, el condado de Queens, perteneciente a la ciudad de Nueva York, el total de habitantes hispanos aumentó sólo en 57.145 desde 2000 a 2010.

A la hora de tener hijos, los hispanos casi registran la mismas cifras que otros grupos en el estado de Nueva York.

Sin embargo, proporcionalmente, hay más hijos menores de 18 años adoptados que son hispanos que blancos.

De los 3,4 millones de hijos de raza blanca y menores de 18 años en el estado, un 1,6% son adoptados. De los 1,2 millones de hijos hispanos, un 2,3% son adoptados.

El censo define hijo adoptivo como el hijo adoptado por un jefe de familia de forma legal, refiriéndose tanto a un hijastro o hijastra, como al hijo de un primo o a un niño huérfano de otro país.

"Muchos hispanos son del mismo pueblo y se encuentran aquí y se ayudan unos a otros en situaciones difíciles y cuando necesitan ayuda con los hijos", dijo Isabel Navarro, directora de la organización Casa México. "Es muy común, sobre todo entre familiares, ayudarse así".

___________________

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes