Centro de Cábala de Los Angeles es investigado

LOS ANGELES ( AP). El Centro de Cábala, que promueve un sistema místico judío y ha atraído a celebridades como Madonna, dijo el viernes que cooperará con la investigación fiscal que se le está realizando.

La organización no lucrativa con sede en Los Angeles y una de sus subsidiarias, Espiritualidad para Niños, recibió citatorios del gobierno federal relacionados con asuntos fiscales, informó el centro en un comunicado.

El centro cooperará y tiene la intención de trabajar estrechamente con el Departamento de Tesorería de Estados Unidos, según el comunicado.

Un jurado federal en Nueva York también está involucrado en la investigación, según los citatorios mencionados en el diario Los Angeles Times.

Madonna fue presidenta de la junta directiva de Espiritualidad para Niños y donó más de 600,000 dólares a la causa, según declaraciones fiscales citadas por el Times.

Los citatorios no indican que Madonna esté siendo investigada personalmente, agregó el diario.

Una de las organizaciones no lucrativas de la cantante, Raising Malawi, también está siendo investigada por asuntos fiscales, aunque rompió relaciones con el Centro de Cábala en el primer trimestre del año.

" Raising Malawi coopera con todas las investigaciones y continuará haciéndolo", dijo la representante de Madonna, Liz Rosenberg, a The Associated Press a través de un correo electrónico y agregó que este sería su único comentario al respecto.

El Centro de Cábala ha sido controlado por la familia Berg desde hace más de 40 años y se ha convertido en una organización internacional que ha atraído a otras celebridades como Ashton Kutcher y Gwyneth Paltrow.

Se calcula que el centro tiene valores por 260 millones de dólares, según el Times.

El centro está encabezado por la directora ejecutiva Karen Berg, de 68 años, quien es asistida por sus hijos Michael Berg, de 37, y Yehuda Berg, de 38.

La investigación federal surge tras varias acciones legales relacionadas a las finanzas del centro. Una albacea que descubrió un ardid fraudulento por 68 millones de dólares en una corte de bancarrotas de Nueva York, exigió al centro que regrese 2,9 millones de dólares que recibió como inversionista en lo que resultó ser un fraude.

Las negociaciones para lograr un acuerdo sobre ese caso continúan en curso.

Por su parte, la heredera Courtenay Geddes presentó dos demandas contra el centro este año. Una argumenta que la familia Berg y otras personas relacionadas con él la defraudaron por 1,3 millones de dólares. La otra demanda sostiene que Geddes contribuyó 500,000 dólares para un programa de educación en el hogar para niños, que nunca se creó.

El abogado de Geddes dijo en febrero que el centro y sus organizaciones relacionadas tienen como principal objetivo enriquecer a la familia Berg.

El Centro de Cábala ha desestimado todas las demandas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes