Centroamérica pide ayuda para la reconstrucción tras lluvias

SAN SALVADOR (AFP). Presidentes de Centroamérica pidieron este viernes en San Salvador ayuda internacional por 4.200 millones de dólares para emprender la reconstrucción regional, ante las pérdidas que dejó el fuerte temporal que azotó a la región en octubre como efecto del cambio climático.

Los gobiernos de Centroamérica plantearon su demanda en un encuentro en la capital salvadoreña con unos 50 representantes de países cooperantes, organismos financieros multilaterales y agencias de ayuda, del llamado Grupo Consultivo.

En la cita participan los presidentes de El Salvador, Mauricio Funes; de Honduras, Porfirio Lobo, y de Guatemala, Alvaro Colom, quien llegó acompañado de su sucesor, el general Otto Pérez.Además participan el vicepresidente de Costa Rica, Alfio Piva, y delegados de Panamá, Belice y República Dominicana. El mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, se integró a la cita por la tarde.

El presidente Funes destacó que el temporal que cayó sobre la región entre el 9 y el 19 de octubre, denominado depresión 12-E, fue uno de los "fenómenos más devastadores" de los últimos años en la región.

El mandatario anunció que, según estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el costo actual de reponer la infraestructura dañada por el temporal asciende a 4.200 millones de dólares.

Esta cifra "sobrepasa las capacidades financieras de nuestros países y por ello se ha recurrido a la solidaridad de países amigos y organismos internacionales", manifestó el gobernante al cierre de la reunión.

Por su parte, los presidentes de Guatemala, Álvaro Colom, y de Honduras, Porfirio Lobo, coincidieron en que tanto el cambio climático como las actividades del narcotráfico son los principales problemas de la región, pese a que ambos se generan extrarregionalmente, lo que plantea una responsabilidad compartida con la comunidad internacional.

El presidente nicaragüense afirmó que "Estados Unidos debe elevar realmente todas sus capacidades" para controlar el consumo de drogas en su territorio a efecto de resolver el problema del tránsito de drogas por Centroamérica.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL), ente que coordinó con los gobiernos una evaluación del impacto del temporal, presentó un informe en que se precisa que las lluvias afectaron a más de 2,5 millones de centroamericanos, el 55% de ellos salvadoreños, y causaron daños por unos 2.000 millones de dólares.

"Estamos viendo que los desastres están teniendo un efecto multiplicador, intensificador y magnificador asociado al proceso de cambio climático y por lo tanto se requiere una nueva visión y una nueva estrategia", que pasa por hacer una "gestión integral" de los riesgos, declaró el experto de CEPAL, Ricardo Zapata.

El informe precisa que El Salvador fue el país más afectado, con pérdidas que rondan los 900 millones de dólares; Nicaragua, el segundo, con daños por 445 millones de dólares; Guatemala, 333 millones; Honduras, 204 millones; y Costa Rica, 83 millones de dólares.

"El impacto total del desastre en Centroamérica equivale a un 1,64% del PIB nominal promedio de 2010" para la región; el mayor impacto por país lo tuvo Nicaragua, con un 6,8% y el menor Costa Rica con 0,23% de su PIB, según el reporte de la CEPAL.

Expertos del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales (CEPREDENAC) y la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) presentaron una estrategia regional que demanda ayuda para la adaptación al cambio climático, gestión integral de riesgos y enfrentar la vulnerabilidad social.

En la declaración final del encuentro se anunció la creación de un "mecanismo de seguimiento" para obtener la asistencia financiera, técnica o tecnológica.

Entre los países que integran el Grupo Consultivo figuran Estados Unidos, Canadá, Alemania, Australia, Finlandia, Suecia, Noruega, Corea del Sur, Taiwán, Chile, Colombia, Ecuador, Francia, Italia, Japón, Perú y Uruguay.

Al encuentro asistieron representantes del Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y las agencias de cooperación como el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Tras concluir la reunión con el grupo de cooperantes, los presidentes centroamericanos efectuaron la reunión ordinaria del Sistema de Integración Centraomericana (SICA), en la que el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, transfirió la presidencia pro témpore del organismo a su colega hondureño Porfirio Lobo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes