El Chapo recibe la visita de sus hijas en la corte

El narcotraficante mexicano Joaquín "Chapo" Guzmán, cuyo juicio arrancó hace un mes y medio en Nueva York, tuvo un momento de distensión el jueves por la mañana cuando sus gemelas de siete años llegaron a la corte.

La esposa de El Chapo, la exreina de belleza Emma Coronel, quien no asistió a las audiencias de esta semana, llegó el jueves acompañada de las dos pequeñas, que hicieron sonreír a su padre inmediatamente, según detalló el New York Post.

Guzmán, quien podría ser condenado a cadena perpetua por haber dirigido durante 25 años el poderoso cártel de Sinaloa, las saludó con la mano y les envió besos mientras se subían al regazo de su madre.

Según uno de los abogados de el Chapo, Eduardo Balarezo, citado por el New York Daily News, Joaquín Guzmán, de 61 años, no veía a sus hijas desde agosto.

El Chapo se ha mantenido en régimen de aislamiento desde que fue extraditado a Estados Unidos en enero de 2017. Las únicas personas que pueden visitarlo en la prisión federal de Manhattan, y a través de una ventana, son sus abogados.

Coronel, de 29 años, tiene las visitas prohibidas. En el primer día de audiencias, el juez incluso se negó a dejarla abrazar a su esposo, considerándolo demasiado arriesgado.

Tampoco puede llamar por teléfono al Chapo, quien logró escapar dos veces de las cárceles mexicanas.

Los fiscales desconfían de ella. En noviembre, solicitaron sanciones hacia la defensa, luego que Coronel fuera sorprendida usando un teléfono móvil prestado por los abogados de su esposo en el juzgado, a pesar de que ella no tiene derecho a usar un teléfono en el tribunal.

La fiscalía sospechaba que dos abogados habían ayudado a Coronel a comunicarse con su esposo a través de mensajes de texto, lo cual también está prohibido.

El juez dijo que si bien los contactos entre el Chapo y su esposa no estaban probados, la explicación de los dos abogados que aseguraron que Coronel solo utilizó el teléfono para acceder al traductor de Google, fue "engañosa".

Les prohibió por un año ingresar al tribunal con un teléfono celular o "cualquier otro dispositivo con capacidad celular".

Se espera que el juicio del Chapo dure aproximadamente cuatro meses.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes