Chávez descarta pacto de no agresión propuesto por Brasil

CARACAS ( AP). El presidente Hugo Chávez descartó el viernes que su gobierno vaya apoyar el pacto de no agresión propuesto por Brasil para que tropas internacionales custodien la frontera colombo-venezolana, y afirmó que el problema no es la frontera sino las " bases militares".

" Nosotros no vamos aceptar una fuerza extranacional cuidando nuestras fronteras. Que Colombia cuide la suya, nosotros cuidamos la nuestra", dijo Chávez, durante un acto en un parque capitalino, al descartar el pacto de no agresión que propuso esta semana Marco Aurelio García, asesor internacional del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El mandatario señaló que estaba en contra de la propuesta de García porque " es un tema de soberanía, y la soberanía no se discute".

" El problema no es la frontera...el problema son las bases militares", indicó Chávez al reiterar las críticas contra el acuerdo que suscribieron el mes pasado Bogotá y Washington que permite a tropas estadounidenses utilizar siete bases colombianas.

" Nosotros cuidamos nuestra frontera como Brasil cuida la frontera de Brasil, como México debe cuidar la México, como Colombia debería cuidar sus fronteras", añadió.

García planteó esta semana que Brasil estaría dispuesto a aportar aviones para monitorear la frontera entre Colombia y Venezuela, como parte de un acuerdo de no agresión.

" Ellos (en Colombia) son los lacayos. Aquí estamos los patriotas, y nosotros vamos a ganar esta batalla. Ellos son lacayos del imperio", manifestó el mandatario.

Reiteró sus críticas a las elecciones hondureñas, y dijo que Estados Unidos está " convirtiendo a Colombia en un portaaviones" así como lo hizo en Honduras.

" Estados Unidos podrá ser en Colombia como el agente secreto de su majestad británica, el '007', que podrá matar a quien quiera, donde quiera...así que tenemos al '007' allí mismo en Colombia", agregó.

Las relaciones entre Venezuela y Colombia se mantienen en crisis desde julio pasado luego que Chávez decidió distanciarse del gobierno de Alvaro Uribe en rechazo por el acuerdo militar con los estadounidenses.

Las tensiones entre los dos países se agudizaron esta semana después que Chávez llamó el pasado domingo a los militares venezolanos a " prepararse" para la guerra. El mandatario negó días después que haya llamando a un conflicto bélico, y sostuvo que sus comentarios fueron tergiversados.

Varios centenares de empleados públicos y seguidores del mandatario realizaron el viernes una marcha en el centro de la capital y la ciudad suroccidental de San Cristóbal, cercana a la frontera con Colombia, para protestar contra el convenio militar.

" Esa marcha de hoy es muy importante porque los pueblos tienen que manifestarse en contra, en contra de esa ofensiva yanqui utilizando las oligarquías lacayas. Igual la de Colombia que la de Caracas, la de Bolivía, la de Centroamérica, son los 'goriletis', son los 'goriletis' que pretenden volver", dijo Chávez en evidente juego de palabras entre " gorilas" (dictadores) y " Micheletti", el presidente de facto de Honduras.

Entre pancartas que decían " No queremos que Colombia sea el Israel de América Latina", varios cientos de manifestantes pro oficialistas marcharon por algunas calles del centro de la capital para protestar contra el acuerdo militar de Colombia y Estados Unidos.

" Es un peligro si (las bases)...porque tenemos enemigos detrás de nuestra casa, y, bueno, cualquier eventualidad que se presente entonces, ellos van a actuar", comentó José Escalona, un supervisor de la empresa estatal Metro de Caracas, de 48 años.

" Siento que nosotros tenemos que luchar...luchar por nuestra soberanía, nuestra libertad, y nuestros propios valores", señaló Nancy Morgado, una secretaria de 35 años, mientras marchaba por una avenida del centro de la ciudad.

El presidente de la Federación de Cámaras de Empresas y Comercios de Venezuela, Noel Alvarez, hizo el viernes un llamado a las autoridades para que restauren el diálogo, y afirmó que los empresarios de ambos países están muy preocupados por las consecuencias económicas que está generando la crisis en el estado fronterizo del Táchira.

Alvarez expresó que los empresarios venezolanos apoyaban las gestiones de mediación adelantadas por Brasil, con el respaldo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes