Chávez niega que sea antisemita

CARACAS (AP). El presidente Hugo Chávez negó el miércoles que sea antisemita y exhortó a los judíos a que no se "dejen utilizar" por los opositores al gobierno.

Los directivos de la comunidad judía exigieron que el ataque del viernes contra la mayor sinagoga capitalina no sea utilizado como un "hecho político".

"Yo no odio a los judíos y yo le hago un llamado a los judíos-venezolanos que no se dejen utilizar", dijo Chávez al rechazar los señalamientos de opositores que han responsabilizado a su gobierno del ataque al templo.

"El gobierno como siempre les extiende la mano y rechaza cualquier agresión contra cualquier templo sea judío, católico, protestante o lo que sea", afirmó el mandatario en un desfile cívico-militar que se realizó en la ciudad centro costera de Maracay como parte de las celebraciones del fallido golpe que encabezó Chávez en 1992.

Chávez pidió a los hebreos que "sean inteligentes, como siempre lo han sido, y no se dejen utilizar por estos laboratorios de guerra de la burguesía venezolana que lo que pretende es generar violencia como una forma de tratar de impedir la victoria del sí (en el referendo constitucional de) el 15 de febrero o tratar de desconocer los resultados".

El país tendrá una consulta popular sobre una enmienda constitucional que Chávez impulsa para establecer la reelección ilimitada del presidente y demás cargos de elección popular.

El canciller Nicolás Maduro les expresó más temprano a representantes de la comunidad judía en Caracas el malestar del gobierno por el ataque del 30 de enero a la sinagoga Tiferet Israel.

La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela dijo en un comunicado que en la reunión con Maduro denunciaron "los continuos ataques antijudíos expresados en diferentes medios de comunicación pertenecientes o simpatizantes del gobierno nacional".

También rechazaron "los señalamientos que pretenden involucrar a la comunidad judía en Venezuela en un plan de conspiración contra el gobierno nacional, así como cualquier intento de convertir este repudiable acto en un hecho político".

Solicitaron al gobierno "evitar declaraciones relacionadas con el conflicto del Medio Oriente que induzcan a un clima hostil hacia los miembros de la comunidad judía". Chávez criticó severamente la ofensiva militar que lanzó el mes pasado Israel contra la Franja de Gaza y que dejó un millar de muertos, en su mayoría civiles palestinos.

Al menos 15 hombres armados destruyeron objetos sagrados y pintaron los muros de la sinagoga a la que penetraron el viernes y de donde hurtaron una computadora y un dispositivo electrónico en que estaba la base de datos de los miembro del centro religioso.

Chávez ordenó la expulsión del embajador israelí en Caracas el mes pasado como manifestación de su rechazo al ataque israelí. El gobierno de Israel respondió la semana pasada a la medida expulsando a dos diplomáticos venezolanos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes