Chávez ordena investigar supuesto plan para asesinarlo

CARACAS (AP). El presidente Hugo Chávez ordenó abrir una investigación sobre un supuesto plan de magnicidio en el que estaría implicado un vicealmirante de su círculo cercano, informó el gobierno, y el jueves el canciller Nicolás Maduro vinculó en el caso a Estados Unidos.

Chávez declaró en el espacio La Hojilla de la televisora estatal que ordenó al ministro para la Defensa, general Gustavo Rangel Briceño, abrir una investigación sobre la conspiración, según un comunicado que difundió Prensa Presidencial la noche del miércoles.

"Me llamó el ministro de Defensa, me explicó y le dije procede de inmediato como mandan las leyes, abrir una investigación..., evidentemente ahí hay una conspiración. Nosotros venimos siguiendo eso desde hace ya tiempo", señaló el mandatario en el programa La Hojilla.

"Seguramente al avanzar la investigación en los próximos días se conocerán de manera directa de que manera están involucrados los distintos órganos del gobierno de los Estados Unidos en este complot contra la vida del presidente Hugo Chávez", declaró el jueves a la televisora estatal el canciller Maduro.

El funcionario sostuvo que la conjura "se une a una línea de acción que emana de la Casa Blanca, del gobierno decadente de George Bush".

En La Hojilla, Chávez explicó que las autoridades hace tiempo conocen que "están buscando cohetes tierra-aire, andan buscando equipos sofisticados para tratar de volar el avión presidencial, cuando uno vaya despegando o aterrizando. O bombardear el palacio (presidencial) con un avión y que deje caer unas bombas cuando uno esté durmiendo, descansando o trabajando".

"El objetivo es claro de los pitiyankis (en alusión a la oposición) y siguiendo lineamientos de los yankis. Lo que quieren es atemorizar a un pueblo, meterle miedo", afirmó Chávez al responsabilizar a la oposición venezolana del complot.

El mandatario dijo que tenía confianza en los oficiales de la fuerza armada.

Mario Silva, conductor del programa La Hojilla, oficialista, difundió el miércoles una supuesta conversación telefónica del vicealmirante Carlos Millán Millán en la que se habla de un presunto plan para derrocar a Chávez.

Además de Millán, ex jefe de operaciones de la Armada, estarían involucrados el general Wilfredo Barroso Herrera, ex jefe de Estado Mayor de la Guardia Nacional, y el general Eduardo Báez Torrealba, ex comandante logístico de la Aviación, de acuerdo al informe noticioso del ministerio de Comunicación.

En un fragmento de la grabación, una voz atribuida a Barroso Herrera expresó que "aquí el objetivo es uno solo: vamos a tomar el Palacio de Miraflores (la sede del gobierno) ... el objetivo tiene que ser uno solo, es decir: todo el esfuerzo hacia donde está el señor (Chávez). Si está en Miraflores, hacia allá todo el esfuerzo".

La supuesta conversación telefónica fue difundida horas después de que Chávez denunció nuevamente la existencia de planes para asesinarlo.

"Quiero alertar al país y al mundo sobre esto: se reactivan planes para matarme, se reactivan las fuerzas yanquis (estadounidense) buscando militares activos, buscando unos pilotes que bombardeen Miraflores", denunció el mandatario en una cadena de radio y televisión.

Chávez ha advertido frecuentemente sobre conjuras en su contra.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes