Chávez se reúne por primera vez con líder brasileña

BRASILIA (AP). El presidente venezolano Hugo Chávez se reunirá el martes por primera vez con la gobernante brasileña Dilma Rousseff, aunque todo indica que la relación entre los dos mandatarios no será tan estrecha como lo fue con el ex líder Luiz Inácio Lula da Silva.

La visita de Chávez a Brasilia, de un día, marca el inicio de una gira que incluirá también Ecuador y Cuba y permitirá a los dos líderes repasar asuntos pendientes en la agenda bilateral, como la refinadora binacional Abreu e Lima, en el noreste brasileño.

Dicha planta, valorada en 5.000 millones de dólares, surgió como un proyecto conjunto de los dos países pero su construcción comenzó en 2008 a manos de la estatal brasileña Petrobras sin que se haya concretado la participación de la petrolera venezolana PDVSA, que tenía previsto aportar 40% de su valor.

"Los presidentes deberán revisar los principales tópicos de la agenda bilateral, con énfasis en el comercio, la evolución de los programas de cooperación en agricultura, desarrollo regional, vivienda popular, servicios bancarios y la integración Amazonia-Orinoco", señaló un comunicado de la cancillería brasileña.

El comercio entre las dos naciones alcanzó 4.600 millones de dólares en 2010, de los cuales 3,800 corresponden a exportaciones brasileñas, según la cancillería.

Una fuente de la presidencia comentó que Rousseff "no va a tener paciencia" para reunirse con Chávez cada tres meses, como acontecía bajo el gobierno de Lula, aunque aclaró que ello no implica un "enfriamiento" en las relaciones bilaterales. La fuente no se identificó por política del gobierno.

Para el profesor de Relaciones Internacionales Virgilio Arraes, Rousseff tiene un estilo más gerencial y menos político que el de su antecesor, Lula, un líder carismático que tuvo una diplomacia activa.

"La presidenta Dilma (Rousseff) va a seguir una política externa más discreta, incluso porque ella es menos carismática que el ex presidente Lula. Ella tiene un perfil más de gerente, de ejecutora", dijo Arraes.

El profesor de la Universidad de Brasilia agregó que "posiblemente habrá menos contactos entre la presidenta de Brasil y los líderes sudamericanos y del resto del mundo", aunque aclaró que se trata de "un cambio de estilo más que de contenido".Venezuela fue uno de los primeros países visitados por el canciller Antonio Patriota después de que Rousseff asumió el poder el 1 de enero y tanto el jefe de la diplomacia como la presidenta destacaron que América del Sur tendrá prioridad en su gestión internacional. En poco más de cuatro meses de mandato Rousseff ha realizado dos viajes internacionales, a Argentina y China, y este mes tiene previsto visitar Paraguay.

Arraes consideró que la relación con Venezuela es estratégica desde el punto de vista económico tanto para Brasil como el Mercosur, la unión aduanera en la que participan también Argentina, Paraguay y Uruguay.

"La entrada de Venezuela consolidará a Mercosur como una potencia energética y puede conducir a la entrada de otros países con riqueza energética como Bolivia y Ecuador", destacó Arraes.

Políticamente, citó el hecho de que la cercanía con Venezuela permite a Brasil posicionarse como un mediador confiable en conflictos regionales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes