Chávez: senadores chilenos no podrán entrar en Venezuela

Caracas ( EFE). El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ratificó hoy que los senadores chilenos que pretenden observar las elecciones legislativas venezolanas de septiembre, pese a haber sido inhabilitados para ello por la autoridad venezolana, no podrán ingresar en el país.

Tras aclarar que la decisión de las instituciones de su país " no tiene nada que ver con el pueblo chileno ni con el Gobierno de Chile", Chávez se preguntó: " Pero qué se creen que son estos senadores? ¿Qué creen ellos que es este país, una cancha de bolas?".

" ¡Qué cosas estas burguesías!", agregó tras tildar un acuerdo que el Senado de Chile aprobó el pasado miércoles de " atropello" que el Gobierno no va a aceptar.

La resolución, aprobada por quince votos a favor, tres en contra y una abstención, solicitó a diversos organismos internacionales adoptar " una actitud más vigilante con el cumplimiento de normas básicas por parte del Gobierno venezolano que aseguren la integridad y la transparencia electoral".

También se autodesignaron para actuar como observadores electorales en Venezuela.

Estos senadores forman parte de quienes " apoyaron el golpe contra (el presidente chileno Salvador) Allende y creen que todavía estamos en los años setenta", añadió Chávez, sin comentar que entre los firmantes estaba una senadora hija del gobernante socialista chileno derrocado y muerto el 11 de septiembre de 1973.

"¡No sean ridículos, vale!". En Venezuela " ustedes no entran, no van a entrar", subrayó y felicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE), que en el país constituye un poder más del Estado y es la única instancia facultada a invitar a personalidades e instituciones extranjeras a observar elecciones, por inhabilitar a esos senadores.

También felicitó a la Asamblea Nacional (AN, unicameral) que ayer rechazó "la injerencia" de esos senadores, a quienes llamó " pinochetistas".

La Asamblea, dominada por el oficialismo, tildó de "injerencista e infame en contra de la democracia venezolana" el texto del Senado chileno, tildó a esos quince senadores de " herederos del sanguinario dictador Augusto Pinochet" y les atribuyó una " descarada" intención de desestabilizar el proceso electoral venezolano.

Una vez aprobado el texto a mano alzada, la presidenta de la AN, Cilia Flores, llamó " estúpidos" a los senadores chilenos y les atribuyó el deseo " de asumir la vocería" de la oposición venezolana, que " trata de deslegitimar un proceso electoral que saben que van a perder".

En un mensaje a los legisladores de Chile, Flores les instó a ayudar a resolver los problemas internos de su país.

" Por respeto al pueblo chileno", " no vamos a pronunciarnos sobre sus rollos internos", agregó Flores.

Pese a ello, alguno de esos quince senadores chilenos dijeron hoy que insistirán en viajar a Venezuela.

El senador Andrés Allamand, del derechista partido Renovación Nacional (RN), afirmó: " no nos vamos a dejar amedrentar por algunas declaraciones destempladas de algunos funcionarios" venezolanos y " nuestra voluntad es perseverar en el acuerdo que adoptó el Senado, de que se envíe una delegación".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada