Chile: escándalo por no notificar a portadores de sida

SANTIAGO DE CHILE (AP). El ministro de Salud, Alvaro Erazo reconoció el jueves que 512 personas no han sido notificadas de que son portadoras del virus del sida, incrementando el escándalo que afecta a la salud pública.

El senador oficialista Guido Girardi agregó un nuevo antecedente al problema al afirmar que la cifra entregada por Erazo podría más que duplicarse cuando se haga un catastro de portadores del VIH que se atendieron en el sistema privado de salud y que tampoco fueron informados.

Erazo admitió ante la comisión de salud de la Cámara de Diputados que de las 512 personas que desconocen su situación, en 268 casos no existen indicios de que se haya intentado buscarlos, y que en los restantes 244, la búsqueda ha sido infructuosa.

Reveló que entre 2004 y 2008 el Instituto de Salud Pública ha confirmado 9,901 portadores de sida, de los cuales 6,636 se diagnosticaron en la los servicios públicos de salud y que están con tratamientos o al menos saben de su condición.

Agregó que se estima que de los 3,265 portadores que se atendieron en el sector privado, unos 293 del Gran Santiago y otros 881 de otras regiones del país tampoco han sido notificados de que dieron positivo al examen de sida.

En medio del problema de las notificaciones del sida, se supo que en la ciudad de Vallenar, 660 kilómetros al norte, 16 personas fueron operadas con instrumental sin esterilizar, aunque el gobierno bajó el perfil señalando que se trató de material de segunda línea, como mangueras plásticas y gomas.

Erazo también dijo que de acuerdos con las estadísticas oficiales en Chile se han notificado 18,552 casos, el primero hace 24 años, de los cuales han muerto 5,710 personas.

Pero la decana de la Universidad de Chile, Cecilia Sepúlveda, dijo que según las estimaciones médicas, serían "alrededor de 30,000 ó 40,000 personas las que no saben que tienen el virus y que están con esta infección", por no haber concurrido a efectuarse exámenes.

La mayoría de los enfermos son hombres que se contagiaron por vía homosexual y bisexual, en un 61,6% de los casos, aunque en los últimos años se aprecia una tendencia al contagio heterosexual, según las autoridades.

Una parte de los contagiados sin notificar concurrió a los servicios públicos voluntariamente desde 2004 y a otros se les detectó el virus luego de donar sangre en los hospitales del Servicio Nacional de Salud.

Vasili Deliyanis, coordinador de la organización Vivo Positivo, que agrupa a enfermos de sida, responsabilizó de la situación al gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, quien es médica y experta en sida que "no ha querido destinar recursos para prevenir esta enfermedad".

El escándalo por los portadores de sida no notificados estalló a comienzos de octubre, cuando un canal de televisión divulgó que 25 personas no fueron informadas de su mal --de las cuales tres murieron-- por el Hospital de Iquique, a unos 1,860 kilómetros al norte de Santiago.

La situación derivó en la renuncia de la ministra de Salud Soledad Barría hace 17 días, quien admitió que supo de la situación en agosto, pero sólo la reconoció públicamente el mes pasado.

Lo sucedido en Iquique despertó sospechas de que la situación podría ocurrir en otras ciudades, lo que fue confirmado por Erazo al señalar que 161 casos fueron registrados en el Gran Santiago y otros 28 en la localidad sureña de Reloncaví.

Admitió que de los 28 servicios de salud que incluyen a todos los hospitales del país, en sólo seis no hay problemas, pero que en el resto hay fallas de ubicación y notificación a los portadores.

El opositor partido Renovación Nacional pidió a la presidenta Bachelet decretar una "emergencia sanitaria" ante el elevado nivel de contagiados que desconocen su situación y pueden estar transmitiendo el virus.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes