Chile ve gran inclinación a impugnar competencia de CIJ en demanda boliviana

El Gobierno de Chile reiteró hoy que hay una "inclinación muy fuerte" hacia la impugnación de la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso de la demanda marítima de Bolivia.

La información la proporcionó esta noche a los periodistas el canciller chileno, Heraldo Muñoz, tras acudir a una reunión encabezada por la presidenta Michelle Bachelet y en la que participaron los integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

"Hemos discutido estos aspectos y creo, como lo he dicho antes, que hay una inclinación muy fuerte para impugnar la potestad de la corte en este caso", añadió.

La demanda, que el propio presidente boliviano, Evo Morales, presentó en La Haya, busca que la corte obligue a Chile a negociar una salida soberana al océano Pacífico para Bolivia.

Según el ministro Muñoz, de decidirse la impugnación, se tienen dos opciones para presentarla.

"Bien antes del 15 de julio, o bien el 18 de febrero del año próximo, en relación con la presentación de la contramemoria", agregó.

En caso de que Chile decida objetar la competencia de La Haya, la acción se debe realizar dentro de los 90 días posteriores a la fecha en que Bolivia presentó la demanda, es decir, hasta el 15 de julio próximo.

De lo contrario, el Gobierno chileno debe presentar una contramemoria a la demanda marítima de Bolivia, cuyo plazo definitivo es el 18 de febrero de 2015.

La idea de pedir que el tribunal se declare incompetente en la demanda boliviana se sustenta en el argumento de que la Corte Internacional de Justicia sólo puede pronunciarse sobre situaciones posteriores a 1948, cuando se suscribió el llamado "Pacto de Bogotá", que le dio origen.

El canciller recordó que Chile contestó oportunamente al planteamiento de demanda hecho por la delegación boliviana ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en Asunción, la semana pasada.

"Respondimos con argumentos políticos, jurídicos y con la verdad", enfatizó.

Muñoz hacía alusión al tenso intercambio de palabras que sostuvo con su homólogo de Bolivia, David Choquehuanca, sobre la demanda marítima boliviana, en el plenario de la OEA.

El canciller chileno desestimó también que una eventual decisión de retirar a Chile del Pacto de Bogotá pudiera incidir en el tratamiento de la actual demanda.

"Si llegamos a retirarnos del pacto, ello no afecta para nada" este caso", subrayó.

Bolivia perdió su acceso al Pacífico en una guerra que, junto a Perú, mantuvo con Chile entre 1879 y 1883 y, desde entonces, el asunto ha obstaculizado las relaciones entre ambos países, que actualmente no tienen vínculos a nivel de embajadores.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7