Chilenos concurren a elegir a su nuevo presidente

SANTIAGO DE CHILE (AP) — En un ambiente de tranquilidad y con la rápida constitución de las mesas receptoras de votos, 8,3 millones de chilenos concurren este domingo a sufragar para elegir al sucesor de la presidenta Michelle Bachelet y un nuevo Congreso.

El primer informe oficial entregado a las 10 de la mañana, tres horas después de iniciado el proceso que debe funcionar al menos durante nueve horas, señaló que el 98,71% de las 34.348 mesas receptoras de sufragios en todo el país estaban constituidas y habilitadas para recibir a los votantes.

El subsecretario del Interior, Patricio Rosende, señaló que el proceso electoral se inició "en materia de seguridad en completa tranquilidad" y no se habían registrado incidentes.

No obstante, un votante de 79 años de la sureña ciudad de Concepción sufrió un paro cardíaco cuando se aprestaba a sufragar y murió poco después.

La presidenta Bachelet concurrió temprano a votar a un colegio de la comuna de Las Condes, donde reside. Bachelet, quien llegó acompañada de su madre Angela Jeria y de la viuda de un hermano, destacó también el ambiente de tranquilidad y la rápida constitución de las mesas.

Señaló que ésta es la elección 26 desde la restauración de la democracia en 1990, tras un largo período dictatorial del fallecido general Augusto Pinochet.

Simultáneamente y en un establecimiento escolar del centro capitalino, votó el favorito y abanderado de la oposición derechista Sebastián Piñera. El candidato llegó junto a su esposa Cecilia Morel y uno de sus cuatro hijos en medio de una gran batahola de adherentes y periodistas.

Piñera, de 60 años, votó directamente sin hacer fila y tras dialogar con los vocales de la mesa.

A la salida del local, dijo que quería entregar "un mensaje de esperanza a todos los chilenos: vienen tiempos mejores para Chile".

También temprano en una calurosa mañana procedió a votar el candidato izquierdista Jorge Arrate, a quien las encuestas no le dan una opción de estar entre las primeras dos mayorías. No obstante, declaró que "no descartamos hasta el último segundo pelear por una segunda vuelta".

Arrate lidera una alianza de sectores más a la izquierda de los que integran la coalición de centroizquierda gobernante y ha convocado a una alianza para oponerse en la segunda vuelta a Piñera.

Arrate, un disidente del oficialismo, sufrió un traspié al percatarse antes de votar que no portaba la obligatoria cédula de identidad, lo que le obligó a volverse para buscarlo.

Los otros dos candidatos presidenciales, el oficialista Eduardo Frei, y el joven independiente Marco Enríquez-Ominami votaron en localidades del interior del país por las cuales son senador y diputado, respectivamente.

Frei lo hizo en la sureña ciudad de La Unión. Poco antes acompañó a su esposa Marta Larraechea a sufragar a otra localidad del sur.

El ex presidente demócrata cristiano debió hacer fila antes de votar y mientras se encontraba en esa espera de varios minutos, se encontró y se saludó cordialmente con un senador derechista y vocero de su adversario Piñera.

Luego dijo que "aquí lo que se define es el futuro de Chile, dos visiones de Chile. No queremos saltos al vacío ni queremos volver al vacío ni volver al pasado. Queremos un gobierno que se preocupe de la gente. No creemos que la fuerza del mercado y el dinero deban primar en una sociedad".

El último en votar fue Marco Enríquez-Ominami, quien lo hizo en el exclusivo balneario de Zapallar, luego de visitar la tumba de su padre, un líder ultraizquierdista muerto en un enfrentamiento con la policía secreta de Pinochet en 1974.

En esta votación se elige también la totalidad de la Cámara de Diputados de 120 miembros y la mitad del Senado de 38.

Si ninguno de los candidatos presidenciales obtiene el 50% más uno de los votos, habrá una segunda vuelta el 17 de enero entre las dos primeras mayorías.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes