China: Escándalo de leche en polvo se extiende a líquida

PEKIN (AFP). El escándalo de la leche en polvo adulterada en China, que provocó la psicosis tras la muerte de cuatro bebés, se extendió el jueves a la líquida, mientras las autoridades de Hong Kong anunciaban haber detectado en comercios helados y yogures contaminados con melamina.

Los inspectores nacionales hallaron melamina en leche líquida comercializada por tres de las mayores empresas lecheras del país, informó el jueves la televisión estatal china CCTV.

La presencia en la leche en polvo de esta sustancia química nociva, destinada a elevar los niveles de proteínas del producto, mató hasta el momento a cuatro bebés y 6,244 enfermaron, según el último informe oficial publicado el jueves.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a Pekín que justifique por qué se ha tardado tanto en destapar el problema, habida cuenta de que la primera muerte fecha del mes de mayo.

La inquietud se ha apoderado de numerosos padres que llevaron a sus hijos al hospital para someterles a exámenes médicos.

Según la cadena CCTV se detectaron trazas de melamina, que provoca cálculos renales y puede bloquear las funciones renales, en productos comercializados por Mengniu (en 11 de 121), Yili (7 de 81) y Guangming (6 de 93).

"La administración general a cargo del control de calidad pidió la retirada de los productos de los comercios y llamó a las empresas a castigar a los responsables", según la televisión.

Las autoridades no encontraron ningún componente sospechoso entre los artículos de otras dos grandes empresas del sector, Sanyuan y Nestlé.

Paralelamente, en Hong Kong, el Centro para la Seguridad Alimentaria (CFS) anunció haber descubierto melamina en ocho bebidas, helados y productos lácteos comercializados por Yili - patrocinador oficial de los recientes Juegos Olímpicos de Pekín -, y pidió su retirada.

"Pedimos insistentemente al público que no beban productos de esta marca", declaró la responsable del CFS, Constance Chan.

La cadena de supermercados Wellcome anunció el martes que retiraba de la venta una marca de helados y otra de yogures del grupo Yili.

Yili, basado en Mongolia interior (norte), figura entre las 22 compañías incriminadas por las autoridades chinas por la leche en polvo contaminada.

Las autoridades habían admitido el miércoles que dos de esas empresas exportan sus productos a Burundi, Gabón, Bangladesh, Birmania y Yemen.

El gobierno chino se esfuerza por atajar la crisis. Durante una reunión el miércoles presidida por el primer ministro, Wen Jiabao, se decidió "inspeccionar a escala nacional la industria lechera", informó el jueves en su sitio internet la administración gestora del control de calidad.

El escándalo "demuestra que el mercado de productos lácteos está totalmente desorganizado y que el sistema de supervisión es defectuoso", según la página web.

El gobierno se comprometió a esclarecer el caso y "castigar con firmeza según la ley los autores de infracciones".

Doce personas comparecieron el jueves ante la justicia y ya son 18 los detenidos en este caso, anunció la policía local.

La crisis asesta un nuevo golpe a la reputación de los productos chinos después de que en los últimos años se encontraran pesticidas en raviolis y anticongelante en dentífricos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes