China elogia a España tras aprobar extradición de taiwaneses

China celebró la decisión de la justicia española de ceder a la petición de Beijing para extraditar a 121 ciudadanos taiwaneses al país, un fallo que generó críticas en Taiwán, una isla autogobernada.

Beijing apreció el firme respaldo de España a su principio “una sola China”, por el que considera que tiene soberanía sobre Taiwán, dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, a reporteros en una reunión informativa rutinaria el lunes.

La decisión adoptada por un tribunal español el viernes fue un “importante resultado” de la cooperación entre los dos países en el uso de la extradición para atajar el crimen, agregó Hua.

Los ciudadanos taiwaneses están acusados de pertenecer a bandas asentadas en España que estafaron millones de euros por teléfono a ciudadanos chinos.

Decenas de taiwaneses han sido arrestados en distintas partes del mundo los últimos dos años acusados de fraudes contra ciudadanos chinos. Países tales como Malasia, Camboya y Kenia han deportado a taiwaneses a China, que considera Taiwán territorio suyo que carece de soberanía real.

Las deportaciones han subrayado el éxito que ha tenido China en aislar a Taiwán e imponer su soberanía sobre el territorio, y la enorme influencia que tiene sobre países más pequeños en ese tema.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán exhortó al gobierno español a enviar a los sospechosos a Taiwán y no a China. Un portavoz del ministerio dijo que España debe respetar por principios internacionales de nacionalidad, proporcionalidad y humanidad, según la prensa local.

La Interpol le había informado a España desde hace un año sobre los fraudes, y las autoridades españolas y chinas cooperaron en un operativo contra los hampones.

Según la policía, las bandas criminales llamaban a ciudadanos chinos haciéndose pasar por familiares o amigos, advirtiéndoles sobre intentos de fraude. Luego, los llamaban haciéndose pasar por policías que investigaban esos fraudes y les convencían para que depositaran dinero en cuentas bancarias usadas por los hampones.

El tribunal español determinó que no había razón para impedir la extradición. España tiene un tratado de extradición con China, y no tiene relaciones diplomáticas con Taiwán. La isla se separó de la China continental en la guerra civil de 1949.

Los abogados de los sospechosos argumentaban que no podían ser extraditados debido a que tienen nacionalidad taiwanesa y no china.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7