China condena a 17 personas por disturbios en Tíbet

PEKIN (AFP) - China anunció las primeras condenas contra 17 personas por los disturbios de marzo pasado en Lhasa, que van de tres años de prisión a cadena perpetua, y pidió al Dalai Lama que aproveche su oferta de diálogo y ponga fin a la violencia antes de los Juegos Olímpicos.

"Destacadas autoridades aceptaron mantener contactos con el Dalai Lama", dijo la portavoz de la cancillería, Jiang Yu.

"Esperamos que sepa aprovechar esta oportunidad, reconozca la situación y adopte medidas concretas para poner fin a sus acciones criminales de violencia, deje de sabotear los Juegos Olímpicos de Pekín y de llevar a cabo sus actividades separatistas", agregó la funcionaria.

En sesión pública el pasado viernes, un tribunal de Lhasa dictó el veredicto contra las 17 personas acusadas de participar en los disturbios del 14 de marzo en la capital tibetana - que causaron 19 muertes según Pekín y 203 según el gobierno tibetano en exilio -, indicó la agencia oficial China Nueva.

La agencia no detalló las penas de cada uno de los 17 acusados.

Un responsable del tribunal contactado por la AFP afirmó que los detalles del veredicto serán anunciados públicamente durante la jornada.

En los días previos la televisión oficial china mostró ampliamente las confesiones de los acusados que lamentaron su acción.

Las manifestaciones contre la política del gobierno chino que se iniciaron el 10 de marzo en Lhasa, día del aniversario de la revuelta antichina de 1959, fueron violentamente reprimidas y degeneraron en violentos disturbios el 14 para extenderse luego a otras regiones del oeste del país donde viven minorías tibetanas.

Las autoridades de Pekín acusan a los manifestantes de haber matado a 18 civiles y un policía durante los disturbios en los que, agregan, resultaron heridos 382 civiles y 241 policías.

Asimismo, afirman, incendiaron siete escuelas, cinco hospitales y 120 casas y saquearon 908 comercios causando unas pérdidas generales de más de 224 millones de yuanes (unos 35 millones de dólares).

China acusó al Dalai Lama de haber fomentado los disturbios para sabotear los Juegos Olímpicos, que deben empezar el 8 de agosto, lo que este negó.

El gobierno tibetano en el exilio en India afirmó este martes que la represión de los disturbios por el ejército chino causó 203 muertos. Hasta ahora los había estimado en unos 150.

La actitud de Pekín provocó manifestaciones de los defensores de los derechos humanos y organizaciones pro-Tíbet al paso de la antorcha olímpica en varias ciudades y en particular en París el 7 de abril.

Este martes varias manifestaciones estaban previstas a su paso por Ciudad Ho Chi Minh donde fueron tomadas serias medidas de seguridad.

Por su parte la Unión Europea (UE) y Estados Unidos pidieron a Pekín volver a las conversaciones con el Dalai Lama.

El viernes el gobierno de Pekín propuso un encuentro con un representante del Dalai Lama para relanzar el diálogo, interrumpido en 2007, y tratar de resolver la crisis, sin precisar fechas.

"Que yo sepa los pormenores todavía deben ser discutidos", afirmó la portavoz de la cancillería preguntada al respecto.

El jefe espiritual de los tibetanos celebró la oferta de diálogo pero reclamó "discusiones serias", estimando que un encuentro destinado únicamente a calmar las preocupaciones de la comunidad internacional sería inútil.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes