China reanuda conversación con delegado del Dalai Lama

PEKÍN (AFP) - Una delegación oficial china se reunirá en los próximos días con un representante del Dalai Lama, informó la agencia oficial China Nueva, en lo que supondrá el primer encuentro conocido entre ambas partes desde las revueltas de marzo en Tíbet, que dejaron decenas de muertos.

La inesperada noticia fue recibida favorablemente por un portavoz del líder tibetano y Premio Nobel de la Paz, exiliado en India.

"En vista de las repetidas peticiones de la parte del Dalai Lama para una reanudación de las conversaciones, los departamentos concernidos del gobierno central mantendrán contactos y consultas con un representante privado del Dalai Lama en los próximos días", indicó la agencia, que cita a una fuente sin identificar.

Pekín se ha visto sujeto a una creciente presión internacional para que mantuviera un diálogo con el Dalai Lama desde las revueltas que estallaron en Lhasa, la capital regional, y se propagaron por otras zonas de China habitadas por tibetanos.

La represión en la región himalaya, así como las críticas contra las violaciones de los derechos humanos en China, levantaron las protestas que han alterado el periplo mundial de la llama olímpica y enturbiado la imagen del gigante asiático, que albergará los Juegos de Pekín, del 8 al 24 de agosto.

Un portavoz del Dalai Lama aplaudió la oferta, que estimó como "un paso hacia la dirección correcta". "Solamente las entrevistas cara a cara pueden pueden conducir a una solución de la cuestión tibetana", declaró a la AFP Tenzin Taklha. Desde las revueltas, "Su Santidad ha realizado todos los esfuerzos posibles para tender la mano al gobierno chino y espera que la cuestión tibetana sea resuelta a través del diálogo", declaró el portavoz por teléfono desde Dharamsala, sede del gobierno tibetano en el exilio.

Hasta ahora, Pekín se ha resistido a encontrarse con el Dalai Lama, a quien acusa de haber instigado la violencia en Lhasa, con finalidades separatistas. El funcionario citado por China Nueva dijo esperar con esta iniciativa "el bando del Dalai emprenda acciones creíbles para poner fin a las actividades dirigidas a fragmentar a China y que cese sus complots e incitación a la violencia y la alteración y el sabotaje de los Juegos Olímpicos".

En Tokio, el ministro nipón de Relaciones Exteriores, Masahiko Komura, indicó que China había informado a través de canales diplomáticos a su país y a Estados Unidos de sus planes de reunirse con representantes del Dalai Lama.

El gobierno chino y los represnetantes del Dalai Lama reanudaron una moribunda ronda de conversaciones secretas a finales de 2002, que acabó por romperse tras el último encuentro conocido, entre junio y julio de 2007.

Los líderes tibetanos en el exilio estiman que la represión china de las revueltas dejó más de 150 muertos, mientras que Pekín asegura que no mató a nadie y acusa a los "alborotadores" tibetanos del deceso de unas 20 personas.

Antes del anuncio de China Nueva, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, había afirmado en Pekín que esperaba ver "desarrollos positivos, pronto" sobre la cuestión tibetana. Acompañado de nueve comisarios europeos, el presidente de la Comisión inició este viernes con un encuentro con el primer ministro chino, Wen Jiabao, una serie de reuniones de alto nivel con las autoridades del país.

"Hemos mantenido un intercambio (de impresiones) abierto y franco sobre Tíbet. He reafirmado la posición de la Unión Europea sobre la cuestión y me siento alentado" por las conversaciones, declaró Barroso en alusión a su entrevista con Wen. Reclamó igualmente a China un acceso libre a Tíbet para periodistas y turistas extranjeros.

Barroso reafirmó a la vez su apoyo a los Juegos Olímpicos, sin pronunciarse sobre si habrá un boicot de la ceremonia de apertura por parte de los dirigentes europeos. Algunos líderes del bloque, como el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han dejado abierta la posibilidad de no asistir a la ceremonia como una forma de presionar a China sobre la cuestión tibetana. Sarkozy anunció el jueves por la noche que, en tanto que presidente de turno de la UE durante los Juegos, realizará todos los "esfuerzos posibles" para que la UE adopte una "postura común" sobre la participación en el acto de apertura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes