China ordena evitar disturbios que perturben olimpiadas

PEKÍN (AFP). China ordenó a las autoridades locales que eviten toda manifestación que pueda ensombrecer los Juegos Olímpicos de Pekín, anunció el gobierno este lunes, después de que un violento motín de unas 10,000 personas revelara fuertes tensiones sociales.

Los gobiernos locales de todo el país fueron instados el pasado fin de semana, durante una teleconferencia, a hacer "todo lo posible" para impedir que las manifestaciones perjudiquen los Juegos Olímpicos de Pekín (8-24 de agosto), según varias informaciones oficiales.

"Garantizar que no haya problemas en los Juegos Olímpicos se ha convertido en una batalla que todos los niveles y departamentos (gubernamentales) deben ganar", dijo un informe de la teleconferencia del sábado pasado publicada en el sitio web de la ciudad de Deqing, en la provincia de Zhejiang (este).

"De ahora en adelante debemos estar en pie de guerra", agregó este informe.

Mientras se realizaba esta teleconferencia, organizada por el gobierno central, unos 10,000 habitantes de la provincia de Guizhou (suroeste) participaban en una violenta manifestación en protesta por la muerte de una adolescente, presuntamente violada y asesinada.

Las autoridades ordenaron que se rindieran las personas involucradas en los disturbios que tuvieron lugar en el condado de Weng'an, donde las instalaciones del gobierno y la policía fueron incendiadas.

La cólera de la población fue provocada por rumores de que los responsables locales protegían al sospechoso, que fue identificado como el hijo de un alto funcionario local.

Habitantes dijeron a la AFP que el orden volvió el lunes, bajo una fuerte vigilancia policial.

Todos los años se registran miles de estallidos de este tipo, cuando los ciudadanos comunes chinos -que luchan contra la pasividad del sistema legal, la creciente corrupción oficial y la falta de libertad de expresión en los medios de comunicación- recurren a las manifestaciones callejeras.

China reprime duramente esas acciones y las castiga con severidad.

Sin embargo, el Partido Comunista intenta desesperadamente presentar la imagen de una nación estable y armoniosa al acercarse los Juegos Olímpicos de agosto.

Los grupos de defensa de los derechos humanos han acusado varias veces al gobierno de llevar adelante una campaña masiva para reprimir toda forma de disensión.

Esto incluyó la detención de miles de personas en zonas budistas como Tíbet o musulmanas como Xinjiang, así como la intimidación y el encarcelamiento de disidentes en Pekín, afirmaron grupos de defensa de los derechos humanos y otros críticos del gobierno chino.

Las órdenes impartidas el pasado fin de semana se centraron en la forma de tratar las solicitudes de los habitantes, quienes a menudo piden la reparación de injusticias cometidas por funcionarios gubernamentales.

El gobierno central insistió en que estas peticiones deben ser tratadas de una forma que evite que degeneren en grandes protestas, y que se disuada a los querellantes de presentar sus problemas ante el gobierno central al acercarse los Juegos Olímpicos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes