China, inflexible en decisión de controlar internet en JO

PEKIN (AFP). China se mostró el jueves inflexible sobre su decisión de controlar internet durante los Juegos Olímpicos, pese a la polémica levantada por ese anuncio.

Varios portavoces gubernamentales reiteraron el jueves el mensaje, mientras que el Comité Olímpico Internacional (COI) se vio obligado a reconocer, molesto, que las autoridades chinas jamás prometieron realmente una libertad total en la red para la prensa acreditada.

"Estamos determinados a aplicar las reglas", afirmó Liu Jianchao, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores en su reunión semanal habitual con la prensa.

Poco antes, el portavoz del comité organizador de los Juegos, Sun Weide, señaló que no se dará marcha atrás sobre el control de internet.

"Sólo unos pocos sitios serán censurados, principalmente porque infringen el derecho chino", explicó al señalar su esperanza de que "los medios extranjeros puedan respetar las leyes y reglamentos de China".

"Como otros países, China gestiona internet en función de sus leyes", insistió.

"No autorizamos el acceso a sitios que difunden informaciones ilegales o que dañan nuestros intereses nacionales", agregó.

En el centro de prensa principal de los Juegos Olímpicos, que acogerá a unos 5,600 periodistas, la AFP pudo constatar el bloqueo de las páginas críticas con el régimen comunista de Pekín, tanto pro tibetanas como de algunas organizaciones como Amnistía Internacional o Reporteros Sin Fronteras.

La Federación Internacional de Periodistas denunció esta censura y pidió que sea levantada.

El acuerdo del COI a las restricciones impuestas a los periodistas es una nueva señal "del serio deterioro" de la promesa de apertura que China hizo cuando fue elegida como país anfitrión para los Juegos, subrayó por su parte la Asociación de la Prensa Australiana.

El COI se vio obligado a reconocer el miércoles que las autoridades chinas siempre mantuvieron que ciertos sitios les planteaban problemas.

Pero la organización siempre esperó que China sólo bloquearía el acceso a sitios pornográficos o amenazadores para su seguridad nacional, explicó la portavoz del COI, Giselle Davies.

Respecto a este tema, el responsable de prensa del COI, Kevan Gosper, habló el jueves en Pekín de un acuerdo entre los chinos y los miembros de la organización olímpica del que él estuvo al oscuro.

"Parece que hubo un acuerdo del que yo no fui informado", dijo a la AFP.

El presidente del COI, Jacques Rogge -que llegó el jueves a Pekín, con poco más de una semana de antelación sobre la inauguración de los Juegos (del 8 al 24 de agosto)- se había congratulado hace dos semanas por la libertad dada por el régimen de Pekín a la prensa extranjera.

"Por primera vez los medios extranjeros podrán hacer reportajes libremente, transmitirlos libremente en China. No habrá censura en internet", aseguró Rogge en una entrevista exclusiva con la AFP.

"Era lo que todos pensábamos pero, aparentemente, se halló un acuerdo en otra parte", comentó Gosper, sin dar más detalles.

Pese a la censura política, internet se ha desarrollado considerablemente en China, donde actualmente hay ya 253 millones de usuarios, es decir, más que en Estados Unidos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes