China no tendrá piedad hacia atacantes de escuelas

LINCHANG, China ( AP). La policía abrirá fuego " sin piedad" en contra de cualquiera que en el futuro ataque una escuela, señaló China el viernes, luego que siete niños de un preescolar y dos adultos fueran asesinados en la peor matanza de una serie de hechos violentos en instituciones educativas.

" Si los criminales se atreven a cometer este tipo de actos de nuevo, actuaremos acorde con la ley criminal y las regulaciones de armas de fuego, y sin piedad", señaló un vocero del ministerio de Seguridad Pública, Wu Heping, en una rueda de prensa. " Porque ser tolerantes con este tipo de comportamiento criminal enloquecido es un crimen y una irresponsabilidad hacia millones de personas".

El atacante que irrumpió con un hacha el miércoles en la mañana en un jardín de infancia del norte de China estaba deprimido y psicótico. En las semanas previas al mortal ataque, había intentado suicidarse en al menos dos oportunidades, señaló la policía local.

Entretanto, el liderazgo comunista emitió su primer comentario sobre la ola de ataques en escuelas. El primer ministro Wen Jiabao dijo que existe la necesidad de buscar las causas subyacentes de los ataques y reforzar las medidas de seguridad.

" Estamos haciendo esfuerzos importantes para atender las tensiones sociales, resolver las disputas y mejorar la capacidad de los gobiernos locales para calmar la situación", le dijo Wen a la televisora Phoenix TV de Hong Kong a finales del jueves.

Once niños que resultaron heridos en el ataque seguían hospitalizados el viernes en la ciudad de Hanzhong.

El atacante Wu Huanming, de 48 años, se suicidó al regresar a su casa tras la matanza del miércoles.

Las hipótesis sobre el motivo del ataque se han centrado en una disputa entre Wu Huanming y la administradora de la escuela Wu Hongying, a quien le había alquilado el local donde operaba el jardín de infancia.

Wu tenía síntomas de depresión y psicosis desde hace algún tiempo debido a una serie de enfermedades que se fueron empeorando, dijo el jueves Li Zhenfeng, un jefe de la policía en Hanzhong.

Wu intentó quitarse la vida dos veces el mes pasado y creía que la administradora del preescolar le había hecho una brujería para impedir su recuperación, dijo Li.

" Cuando estos factores se combinaron, Wu Huanming decidió vengarse de los otros y suicidarse, y dirigió su odio hacia Wu Hongying," señaló Li en una rueda de prensa.

Los ataques han suscitado preocupación por las crecientes presiones en una sociedad china de cambios vertiginosos, además de la falta de recursos para diagnosticar y tratar enfermedades mentales peligrosas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes