Chinchilla, su lema: firme y honesta

SAN JOSE (AP). Laura Chinchilla nunca soñó con ser presidenta ni con la posibilidad de su nombre ingrese a los libros de historia como la primera mujer en alcanzar un cargo tradicionalmente exclusivo para hombres, si gana las elecciones del domingo.

"Para mi es motivo de mucho orgullo y satisfacción el hecho de que, siendo mujer, Costa Rica me esté reconociendo las características de liderazgo, porque es algo que habla bien de Costa Rica en el sentido de que se están superando las distinciones de género y lo que se valora es la capacidad para llevar a buen puerto a nuestro país", expresó Chinchilla.

A sus 50 años, esta politóloga cargó con el lema de "firme y honesta" durante toda la campaña. Sus adversarios encontraron problemas para hallar puntos negros en su historial, pero criticaron su cercanía con el mandatario Oscar Arias y advirtieron que Chinchilla es una marioneta para garantizar la continuidad del partido Liberación Nacional en el poder.

Vestida de forma sencilla pero elegante, esta mujer de rasgos fuertes contrasta su baja estatura con voz y palabras decididas. Afirma que su única lealtad "será para el pueblo costarricense" y enfatiza que "lo que sigue será mi gobierno, no el de Oscar Arias".

Casada en segundas nupcias con el abogado español José María Rico, Chinchilla se reconoce católica y por sus creencias no está de acuerdo con temas como el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero dice respetar la diversidad de opiniones.

Fue la primera ministra de Seguridad que tuvo el país durante la administración 1994-1998 y gran parte de su planteamiento se basa en la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico, considerados por un 45% de la población como el principal problema del país de acuerdo a una encuesta de enero de la firma Unimer.

Entre sus planes está crear un Comisionado Nacional Antidrogas, duplicará el presupuesto de seguridad y no tuvo empacho en calificar esos problemas como "una gravísima amenaza que se cierne sobre todo Centroamérica".

" Aunque suene dramático... creo que aquí (en la región) se librará la última batalla contra ese cáncer", apuntó Chinchilla durante una actividad el miércoles.

También apuesta a la reactivación económica con inversión orientada al conocimiento y una meta para que toda la energía que se consuma en el país sea producida con energías limpias.

Desde que en 2008 renunció como vicepresidenta del actual gobierno para promover su candidatura, un importante contingente de mujeres se abocó a darle apoyo, a pesar que Chinchilla decidió evitar el tema de género en su propaganda para no "espantar" a los hombres reacios a votar por una mujer.

Con un proceso poco acostumbrado a tener mujeres de protagonistas, Chinchilla ha sufrido inconvenientes, pequeños pero llamativos, como el hecho de que, vestida con zapatos de tacón alto, quedó exhausta luego de algunos debates televisivos en los que tuvo que permanecer de pie por unas dos horas, según relató su jefe de campaña René Castro.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes