Chofer de Bin Laden sentenciado a cinco años de cárcel

BASE NAVAL DE GUANTANAMO (AFP). Un jurado militar estadounidense sentenció este jueves al ex chofer de Osama bin Laden, el yemenita Salim Hamdan, a cinco años y seis meses de prisión por el cargo de respaldo al terrorismo.

Tomando en consideración el tiempo que Hamdan lleva detenido, la sentencia añade sólo cinco meses más de prisión, aunque el Pentágono ha indicado que no tiene planeado dejarlo en libertad.

"Es mi deber como presidente (del senado) informarle que esta comisión militar lo sentencia a estar confinado por 66 meses", declaró uno de los seis jurados militares.

El juez había resuelto previamente que Hamdan tendría a su crédito cinco años y alrededor de un mes pasados en la prisión de Guantánamo desde 2003.

El fiscal del tribunal militar había pedido una pena "no menor a 30 años" para Hamdan, quién presentó sus "disculpas personales" a las víctimas y pidió la indulgencia del jurado militar.

El miércoles, los seis jurados del tribunal de excepción declararon culpable a Hamdan del cargo de "respaldo material al terrorismo", en un veredicto saludado por la Casa Blanca y que sus abogados planeaban apelar.

El jurado, que disculpó al acusado del cargo de "conspiración", debía examinar este jueves la pena que le correspondía a Hamdan.

"Cuando ustedes examinen los hechos en este asunto, deberían considerar enviarlo a prisión de por vida", dijo el fiscal John Murphy al tribunal militar de excepción, el primero desde la Segunda Guerra Mundial.

Una sentencia severa tendría "un efecto tan beneficioso que otros reflexionarán dos veces antes de aliarse con Osama bin Laden o el próximo Osama bin Laden", añadió.

La defensa por su parte solicitó una pena inferior a los 45 meses de prisión. "Tomó una serie de malas decisiones", argumentó Charles Swift, uno de sus abogados, para quien el detenido no representa en la actualidad ningún peligro.

El abogado recordó además que tras su detención, Hamdan se mostró muy cooperativo con las fuerzas estadounidenses, guiándolos hasta varios sitios de Al Qaida.

El ex chofer de bin Laden tomó el jueves la palabra por primera vez desde el inicio de su juicio, el 21 de julio.

"Fue triste y desolador ver esas muertes inocentes", declaró Hamdan.

"Presento mis excusas personales si con lo que sea que yo haya hecho le causé daño a alguien", agregó expresándose en árabe.

Apelando a la indulgencia del jurado militar, Hamdan evocó el caso de un ciudadano australiano, David Hicks, que se declaró culpable de los mismos cargos en marzo de 2007 y obtuvo una reducción de condena a nueve meses de prisión y el regreso a su país de origen.

"Lo condenaron a nueve meses y terminó de purgar su pena en su país, y es ahora libre con su familia", argumentó con calma.

Pero independientemente de la sentencia a menos de seis años, el ex chofer de Bin Laden está lejos de salir de Guantánamo.

Como la mayoría de los 265 actuales detenidos en la prisión de la base, Hamdan es considerado un "combatiente enemigo", un estatus que para las autoridades estadounidenses permite detenerlo indefinidamente.

"Hamdan era tan sólo un pequeño pez en el estanque de Al Qaida", indicó a la AFP Jonathan Drimmer, profesor de derecho especializado en crímenes de guerra.

Para este especialista, Hamdan fue "de manera evidente elegido para el primer juicio-prueba para desatar los nudos de este nuevo sistema jurídico, y que la acusación pueda prepararse para casos más arduos".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes