Christie también corteja a los evangelistas

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, se sumó al desfile de republicanos ambiciosos que cortejan a la derecha religiosa a medida que los aspirantes presidenciales tratan de conquistar posiciones.

Christie se aprestaba a pronunciar el viernes un discurso en una conferencia evangélica, en el segundo día de la reunión anual de la Coalición Fe y Libertad, que congrega a cientos de dirigentes conservadores sociales en Washington. Entre los oradores estarán también el candidato vicepresidencial republicano del 2012 Paul Ryan y el favorito del Tea Party, Rand Paul.

Todos ellos estudian la posibilidad de disputar la candidatura presidencial republicana. El encuentro tiene lugar en un momento crítico para Christie, quien trata de reponerse de un escándalo político en su estado.

Este grupo representa un ala del Partido Republicano dispuesta a restar importancia a los temas sociales polarizadores. Los tres se oponen al matrimonio homosexual y al derecho al aborto.

En la víspera, los senadores republicanos Marco Rubio y Ted Cruz insistieron en que los líderes estadounidenses deben esforzarse para defender los valores cristianos en la nación y en el exterior.

"Aquellos de nosotros que estamos inspirados por los valores judeo-cristianos tenemos la obligación hacia nuestra nación y hacia el prójimo de usar nuestras posiciones de influencia para resaltar dichos valores", afirmó Rubio.

Acusó a las políticas del presidente Barack Obama de "ignorar completamente la importancia de las familias y los valores en nuestra sociedad, considerando en cambio que deberían ser reemplazados por leyes y programas gubernamentales".

Los organizadores dijeron que un millar de líderes evangélicos asistían a la conferencia, destinada a movilizar a los votantes conservadores religiosos antes de las elecciones de mitad de término y la elección presidencial del 2016. Aunque las encuestas sugieren que los conservadores sociales están perdiendo la lucha contra el matrimonio homosexual, dirigentes republicanos a todo lo ancho del espectro político admiten que los votantes cristianos evangélicos siguen desempeñando un papel crítico en la política de su partido.

"Se les puede ignorar, pero a riesgo propio", comentó el operador republicano Hogan Gidley, quien ha trabajado para los excandidatos presidenciales Rick Santorum y Mike Huckabee.

En las elecciones generales del 2012, las encuestas a boca de urna revelaron que los cristianos evangélicos blancos constituían el 26 por ciento del electorado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7