Científico sospechoso en ataques con ántrax se suicida

WASHINGTON (AFP). Un científico gubernamental que participó en la investigación sobre los ataques mortales mediante correo envenenado con ántrax en Estados Unidos en 2001 se suicidó cuando iba a ser acusado de los ataques, informó el viernes el diario Los Angeles Times.

Bruce Ivins, de 62 años, no ha sido citado públicamente como sospechoso en el caso de las cartas rociadas con ántrax y enviadas a dos senadores y varios periodistas en 2001, tras los ataques del 11 de septiembre, provocando el miedo por todo el país.

Sin embargo el diario estadounidense Los Angeles Times, citando fuentes cercanas a la investigación del FBI, reportó que Ivins había sido informado de "acusaciones inminentes" en relación con el caso.

Contactado por la AFP, el FBI declinó hacer comentarios inmediatos.

"No estamos haciendo ningún comentario oficial ni (dando ningún) comunicado en este momento", declaró a la AFP Debbie Weierman, portavoz de la oficina de la policía federal en Washington.

Según confió al diario uno de los hermanos de Thomas Ivins, su muerte no fue una sorpresa. "Estaba bajo presión, ya había sido interrogado por el FBI", cita el periódico.

Cinco personas murieron tras manipular las cartas contaminadas con ántrax, en el peor ataque biológico de la historia de Estados Unidos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes