Cientos de muertos en círculo de violencia en Sudán del Sur

ETIQUETAS

PIBOR, Sudán del Sur (AP). Un siglo de enemistad entre dos tribus ganaderas en un aislado rincón del país más joven del mundo se ha materializado en homicidios y venganzas.

Aliye Amor duerme sobre la tierra desde hace más de una semana, entre decenas de miles de desplazados tras una invasión de asaltantes.

Los ataques efectuados por éstos en Sudán del Sur mataron a cientos, posiblemente miles, de personas en sólo unas semanas. Esta región está entre las más pobres del mundo, con pocos caminos y chozas de lodo o hierba aquí y allá.

Cuando 6.000 o más guerreros armados de la tribu lou nuer descendieron sobre la región de la ciudad de Pibor el 23 de diciembre con el fin de atacar a los residentes de la tribu murle, ni las fuerzas de las Naciones Unidas ni de Sudán del Sur pudieron detenerlos.

Miles huyeron al campo, donde fueron asesinados decenas, cientos o posiblemente miles, sin que aún se sepa a ciencia cierta. Un funcionario gubernamental de los murle dijo que murieron más de 3.000, pero ni la ONU ni el gobierno central han verificado la cifra.

El rostro de Amor está oscurecido y desgastado, con profundas arrugas que dan testimonio de sus muchos años en uno de los ambientes más hostiles de Sudán del Sur. Ella aguardaba pacientemente el jueves una ración de sorgo, frijoles, aceite y sal del Programa Mundial de Alimentos.

Cuando los lou nuer llegaron a su poblado de Liloth, Amor huyó. Dice haber visto a integrantes de la tribu matar a hombres jóvenes y secuestrar a mujeres y niños. Corrió hasta Pibor con nada salvo un palo para apoyarse y la raída ropa que traía.

"Mataron a las mujeres, mataron a los niños", dijo Amor, que desconoce su edad al igual que muchos en esta región. "Soy una mujer anciana, no sé todo. Los niños fueron asesinados, los hombres jóvenes fueron asesinados. Corrí hacia el monte".

El ataque en gran escala de los lou nuer duró una semana aproximadamente. Ahora han comenzado los ataques de los murle en represalia.

Simon Hoth, comisionado de condado en el estado Jonglei e integrante de los lou nuer, dijo el viernes que cientos de murle armados atacaron tres poblados el miércoles, los quemaron totalmente y mataron a 57 personas, entre ellas 25 mujeres y 23 niños. Otros 40 están desaparecidos y probablemente fueron secuestrados, señaló.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes