Cientos de pobladores llegan a Lima en defensa del agua

LIMA ( AP). Una caravana de unos 1.500 pobladores de provincias llegó a Lima el jueves tras ocho días de viaje para demandar al gobierno que defienda las fuentes de agua y prohiba actividades mineras que pudieran afectar el recurso.

La denominada " Marcha Nacional por el Agua" se inició el 1 de febrero en la región andina de Cajamarca, en el norte del país, que mantiene una controversia con el gobierno central por el ambicioso proyecto minero Conga, de la compañía estadounidense Newmont, que implicará la destrucción de cuatro lagunas.

Los pobladores cajamarquinos, así como otros de regiones vecinas que se sumaron al viaje, llegaron en grandes camiones y camionetas portando banderolas y carteles con el mensaje "Conga no va" y coreando "El agua no se vende, el agua se defiende", "Agua sí, oro no", entre otros cánticos.

Los manifestantes se reunieron en la céntrica Plaza Dos de Mayo y desde allí, encabezados por el sacerdote Marco Arana y el dirigente cajamarquino Wilfredo Saavedra, marcharon a pie por el centro de la ciudad.

" Que Lima sepa que se ha desinformado, se ha mentido sobre el proyecto Conga al decir que en Cajamarca hay campesinos manipulados, ignorantes, enemigos de la inversión... Que sepan que somos ciudadanos que reclamamos nuestro derecho a vivir en paz, que se respete el modelo de desarrollo basado en la agricultura, la ganadería, el turismo, y que se regulen las actividades mineras existentes", dijo Arana a la AP sobre el objetivo de la marcha.

" Y en el caso de un proyecto como minas Conga --que no reúne las características ambientales y sociales--, éste sea declarado inviable", agregó.

Saavedra manifestó que esperaban reunirse con legisladores peruanos para presentarles dos iniciativas legislativas, una de las cuales apunta a la proscripción de la minería en zonas de cabecera de cuenca.

Los manifestantes, en su mayoría campesinos y agricultores de Cajamarca, expresaron su oposición al proyecto Conga por su convencimiento de que afectará sus provisiones de agua.

El proyecto Conga prevé explotar oro, plata y cobre, e implica abrir una mina de tajo abierto, secar cuatro lagunas y en su reemplazo construir cuatro grandes reservorios de agua para los pobladores, que se dedican a la agricultura y ganadería.

"Estamos convencidos de que las minas nos traen un desastre. En ningún momento nos hemos beneficiado de la minería, nosotros nos mantenemos con nuestra agricultura, nuestra ganadería", dijo el agricultor Wilder Luna, de 45 años.

" Que el presidente Ollanta nos diga que Conga sea inviable", señaló.

El gobierno ofreció convocar a peritos internacionales para que se pronuncien sobre la idoneidad del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto, pero los dirigentes rechazan que sea el gobierno el que los elija.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes