Cientos de ancianos indios propagan carcajadas por las calles en Día de Risa

Centenares de mayores sacaron hoy a pasear sus dentaduras por las calles de Bhopal, en el centro de la India, donde desplegaron un selecto arsenal de carcajadas, desde el conocido como ladrido de perro hasta la más sencilla risotada, para "propagar" la alegría en el Día Mundial de la Risa.

"Todos fuimos riendo a largo del recorrido de unos 2 kilómetros. Nos reímos en las calles para hacer reír a la gente, para propagar nuestra risa a la gente", explicó a Efe C.B. Chansoria, presidente del Club de la Risa de Bhopal, una de las asociaciones que tomaron parte en a convocatoria.

Afirma que todos los participantes eran mayores de 50 años y en su mayoría "ciudadanos de edad", como él mismo, que se congratuló de ser una persona "muy alegre y que disfruta de la vida como los demás" a pesar de rondar las 80 primaveras.

La edad media de la cita, que estos clubes celebran cada primer domingo de mayo desde hace 16 años, viene dada por un acercamiento a la fecha de la muerte, argumenta Chansoria.

Sin embargo, son tantos los beneficios de una buena carcajada que los mayores de esta ciudad india han rechazado limitar su uso a una festividad anual y cada mañana entre 2.000 y 3.000 de ellos se reúnen para poner en práctica ejercicios de risoterapia, muchas veces fusionados con posturas de yoga.

Mientras despliega al otro lado del auricular una cacofonía de risotadas para ejemplificar algunos de los más de 50 tipos de risas que existen, el gurú de las carcajadas destaca los beneficios de estos ejercicios.

Habla de cantidades ingentes de oxígeno para los pulmones y más movilidad en los músculos de la boca.

"El latido de nuestro corazón, que normalmente es de 72 (latidos por minuto), se incrementa a 108. Esto aumenta la circulación de la sangre en nuestro cuerpo, que suele ser de 5 litros por minuto; cuando te ríes seriamente se dispara a cerca de 6 litros", aseveró Chansoria.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7