Cierran puente interestatal en Delaware

Un grupo de ingenieros de caminos anunció que un importante puente en la autopista interestatal en la costa este representa un peligro si se permite que la gente transite por él.

El puente cerca de Wilmington, Delaware, fue cerrado el lunes cuando se notó que sus pilares estaban inclinados. El puente no será reabierto pronto, dijeron las autoridades el martes, y los 90.000 vehículos que lo transitan diariamente serán desviados a una autopista principal en el norte, la carretera interestatal 95, lo que sobrecargará aún más una de las arterias más transitadas del país.

Es la más reciente crisis que implica al sistema interestatal de 50 años de antigüedad.

Los ingenieros señalaron que el terreno bajo los pilares se movió y causó que los soportes se inclinaran en el puente de la carretera interestatal 495. Las autoridades dijeron que creen que el puente sobre el Rio Christina tiene suficiente estabilidad para mantenerse en pie, pero que reabrirlo al tránsito de autos podría recargar la estructura.

Tripp Shenton, experto en estructuras de puentes y encargado del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Delaware, dijo que sería difícil calcular qué tan cerca pudo estar el puente de caer al soportar el tránsito vehicular sobre él.

"No creo que nadie pueda responder eso en este momento, simplemente porque no saben lo rápido que ocurrió este movimiento", dijo.

Se detectó que cuatro columnas de 15 metros (50 pies) están inclinadas, y en uno de los casos la parte superior está desviada unos 60 centímetros (2 pies) respecto de la base. Las columnas tienen una desviación de 2,4 grados, 4%, de la vertical y todo el puente necesita ser inspeccionado, según autoridades.

Los ingenieros están tratando de descubrir la causa exacta del problema y no hay una fecha para que se reabra el puente.

"No será pronto", dijo la secretaria de Transporte estatal Shailen Bhatt en una entrevista el martes con The Associated Press.

Un análisis de AP a más de 600.000 puentes detectó el año pasado que más de 65.000 fueron clasificados como "estructuralmente deficientes" y más de 20.000 con "fracturas críticas". De esos, unos 8.000 tenían ambos problemas, una combinación que según expertos indica un deterioro importante y riesgo de colapso.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7