Cierran taquerías en México por gripe

MEXICO (AP). Tacos de cerdo, gorditas, carnitas que se devoran en puestos callejeros _La versión mexicana de comida rápida_ están en riesgo debido a la epidemia de gripe porcina.

Mientras las autoridades de Ciudad de México exhortan a los residentes a comer en casa para prevenir la propagación del virus mortífero, las decenas de miles de vendedores ambulantes de tacos que pululan en esta sobrepoblada megalópolis han sufrido una brusca caída en sus ventas. No ayuda el hecho de que muchas personas erróneamente atribuyen el origen del virus a ingerir carne de cerdo.

Otro golpe llegó el martes cuando el gobierno de la ciudad ordenó el cierre de los puestos ambulantes durante al menos una semana.

"¿Qué vamos a hacer para sobrevivir? El gobierno está cerrando todo", dijo el miércoles el taquero José Antonio Morales, de 52 años.

Incluso antes de la orden de cierre, la epidemia ya provocaba un gran impacto económico.

El lunes, en la transitada calle Fray Servando, Cristina Ramírez estaba sentada frente a un comal lleno de tortillas, en el puesto donde vende quesadillas y gorditas _ tortillas más pequeñas, rellenas de carne y cocidas.

De los siete puestos ambulantes en su cuadra, cinco estaban cerrados. Ella tenía sólo un cliente.

"Ellos tienen miedo de otras personas, quieren comer solos", susurró Ramírez.

A las afueras de la estación de metro (tren subterráneo) de Insurgentes, Gilberto Gutiérrez vio sus ventas caer en 80% debido al pánico generado por la gripe porcina. " La gente no viene por la enfermedad y los avisos del gobierno. Están temerosos y no quieren comer en lugares populares", dijo.

Los clientes normalmente comen subidos a bancas o de pie junto a otros comensales, sirviéndose salsas verde o roja de recipientes abiertos y compartidos.

Los doctores habían recomendado no comer en los sitios ambulantes durante el brote, alegando que comer muy cerca de otras personas en condiciones posiblemente insalubres es riesgoso. Es mejor comer en casa estos días, dijo el otorrino Samuel Rosete Jr.

" El riesgo con estos puestos callejeros no es la comida, es con las aglomeraciones innecesarias de gente. Se puede contagiar con estornudos", dijo Rosete.

La transmisión del virus de gripe porcina entre personas se da a través de la tos o estornudos, o por personas que entran en contacto con virus y luego se tocan la boca o la nariz.

Armando Ruiz Aguilar, historiador de la Ciudad de México, llama a las tortillas, tacos, tortas, tamales y tlacoyos como la "vitamina T" de la gente. Pero la cocina callejera ha perdido mucho de su atractivo debido a un brote que al parecer ha causado al menos 159 muertes y enfermado a 2,498 en México.

"¡Noooo!", respondió la mesera Iliana Molina al preguntarle si comería en un puesto callejero. " Toda la gente cerca con cubrebocas, estornudando, tocándose. ¡Qué asco! Y no se sabe de dónde viene la gente. No se sabe si el taquero ha lavado bien los platos o sus manos. Es anti-higiénico".

Los restaurantes también sienten el golpe. El martes, el gobierno de la capital les ordenó a ofrecer solamente comida para llevar, horas antes de ordenar el cierre de los puestos callejeros. La alcaldía revaluará el 5 de mayo si las ventas callejeras deben continuar cerradas, y tal vez envíe inspectores sanitarios, según la prensa local.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes