Cifra de muertos por sismo en Turquía sigue aumentando

VAN, Turquía (AP). La cifra de muertos en el segundo sismo que sacude el este de Turquía en alrededor de dos semanas aumentó el viernes a 19 después de que equipos de socorristas buscaran entre montañas de concreto a dos periodistas a los que se creía atrapados en las ruinas de un hotel que se vino abajo.

Colegas de los dos reporteros de la agencia noticiosa turca Dogan figuran entre decenas de personas que deseaban conocer con ansiedad la situación afuera de los escombros del Hotel Bayram, uno de dos que se derrumbaron a causa del sismo que azotó el miércoles por la noche la ciudad de Van, en el este del país.

"En nuestra profesión siempre nos encontramos con desastres", dijo a The Associated Press el gerente general de la agencia Dogan, Ugur Cebeci, mientras observaba a los socorristas vestidos de rojo realizar la búsqueda entre los escombros de lo que había sido un hotel de cinco estrellas. "Sin embargo aquí estamos, impotentes".

Los periodistas y socorristas, que se dirigieron a toda prisa a la región tras el sismo más poderoso del 23 de octubre que azotó la región, se convirtieron en víctimas cuando el hotel, debilitado por el temblor previo, se vino abajo el miércoles.

Entre las víctimas fatales figuran un japonés que trabajaba en labores de asistencia y que distribuía ayuda entre lo sobrevivientes del temblor.

Se desconocía el viernes cuántas personas quedaron sepultadas bajo los escombros de los dos hoteles derrumbados.

"No podemos escuchar ninguna voz de algún sobreviviente", dijo el funcionario de administración de Desastres, Akit Dayi. "Pero seguimos quitando capas de concreto como si aún hubiera sobrevivientes. Estamos trabajando ahora en el tercer piso".

Recep Salci, del grupo de rescate Akut, dijo a NTV que las gélidas temperaturas nocturnas amenazaban la salud de cualquier sobreviviente posible.

Los equipos de socorristas cuentan con un plan de evacuación de emergencia para determinar posibles rutas de escape en las ruinas del edificio, dijo Bulent Gunduz, del equipo privado de rescate Siemens.

"Todos podemos ver rutas de escape y escaleras de incendios", dijo Gunduz. "El plan de emergencia se ha convertido en un compás para nosotros".Lugareños airados se manifestaron en Van y acusaron a las autoridades de no inspeccionar debidamente los edificios tras el sismo del 23 de octubre que dejó más de 600 muertos. La policía respondió con atomizadores de pimienta.

Las protestas se extendieron a la televisora nacional cuando el conductor Mustafa Yenigun, de Flash TV, se cubrió el jueves la boca con una cinta negra mientras sostenía un letrero que decía: "la gente está bajo los escombros debido a tareas inconclusas", en referencia a la falta de inspecciones cabales en los edificios.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes