Ciudad en Nebraska rechaza inmigración ilegal

Los electores de la pequeña ciudad de Fremont en Nebraska reafirmaron su disposición a enfrentar la inmigración ilegal.

Casi 60% de los electores en Fremont decidieron el martes mantener vigente una ordenanza que obliga a quienes renten una vivienda a jurar que tienen permiso para vivir en Estados Unidos.

La normativa fue aprobada inicialmente por los residentes en 2010, con 57% a favor entre los votos emitidos.

Los detractores impulsaron la nueva votación al afirmar que las restricciones impuestas a los alquileres serían ineficaces y podrían costar a Fremont millones de dólares en honorarios legales y subvenciones federales perdidas.

El residente local Paul von Behren dijo que estaba contento de que los electores apoyaran la ordenanza aunque la cuestión ahora es si la ciudad la pondrá en marcha.

Fremont, un centro agrícola conservador cerca de Omaha, es una de apenas un grupo reducido de ciudades que buscan restringir la inmigración ilegal.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes