Ciudad de Sri Lanka bajo toque de queda tras violencias entre musulmanes y cristianos

Una ciudad cercana a Colombo, capital de Sri Lanka, fue puesta este domingo bajo toque de queda por la policía tras producirse enfrentamientos entre musulmanes y cristianos, dos semanas después de los atentados yihadistas que provocaron 257 muertos en este país del sur de Asia.

El toque de queda fue impuesto para evitar una escalada de violencia en Negombo, ubicada al norte de Colombo, señaló a la AFP un funcionario policial. Durante los atentados suicidas del domingo de Pascua, un centenar de personas murieron en el ataque a una iglesia de esta localidad.

"Dos motocicletas y un rickshaw (vehículo tradicional de dos ruedas) resultaron dañados durante los choques", añadió. "Declaramos un toque de queda vigente hasta las 07h00 (01h30 GMT) para frenar la violencia", especificó.

No hubo informaciones en lo inmediato sobre eventuales víctimas.

El principal aeropuerto internacional del país se encuentra en esta zona, pero la policía dijo que el tráfico aéreo no se ha visto perturbado por la situación.

Según la policía, se encuentra en curso una investigación sobre estos enfrentamientos, los primeros entre musulmanes y cristianos desde los ataques de Pascua a tres iglesias y tres hoteles de lujo, en este país predominantemente de religión budista.

Tras los ataques del 21 de abril, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), las autoridades declararon el estado de emergencia y ampliaron los poderes de policía y ejército para facilitar las detenciones de sospechosos. Unas 150 personas han sido encarceladas hasta ahora.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes