Clínica de células madre en C. Rica se traslada a Panamá

SAN JOSE ( AP). La única clínica en Costa Rica que trabajaba con células madre se trasladó a Panamá, luego de que el Ministerio de Salud declinara renovarle el permiso de funcionamiento.

El Instituto para Medicina Celular comenzó a operar en el país en el 2006 y pertenecía a la empresa Medistem Laboratories Inc., con sede en San Diego, California en Estados Unidos.

" La clínica podía dar consulta médica, lo que les advertimos es que el procedimiento de uso de células madre no está aprobado por el Ministerio de Salud, y que para aplicarlo debían hacerlo bajo protocolos de investigación o de uso compasional (humanitario) aprobados por Comités de Bioética", explicó el martes a la AP la jerarca del área María Luisa Avila.

El tratamiento consiste en extraer células madre de los pacientes, para luego ser inyectadas de nuevo. Se utiliza para tratar enfermedades como artritis, esclerosis y leucemia.

La ministra aclaró que los permisos de funcionamiento de la clínica se vencieron a finales de mayo y estaban de nuevo en trámite.

El instituto comunicó el lunes en su sitio web que de manera " voluntaria e independiente" tomó la decisión de cerrar sus laboratorios en Costa Rica y centralizar sus operaciones en Ciudad de Panamá.

" Esta decisión, que se produjo después de una cuidadosa consideración, es respuesta al impredecible y arbitrario marco regulatorio costarricense. Durante su estadía, la compañía operó en pleno cumplimiento de las leyes vigentes".

La empresa señaló que " la falta de claridad respecto de la regulación del tratamiento con células madre adultas demostró ser un riesgo demasiado grande para el instituto".

La disputa surgió porque el instituto solo estaba habilitado para funcionar como banco de células madre, pero las autoridades descubrieron que realizaban otros tratamientos.

" Tenemos un largo proceso con la clínica desde el 2007, nos enteramos por una publicación el año pasado donde se le hacía una fuerte crítica y a través de declaraciones que uno de los médicos le dio a un medio de comunicación local", expresó la ministra.

Otro de los argumentos es que no existe evidencia científica de que dichos tratamientos sean efectivos.

El debate con las células madre surge en la parte ética, bajo el argumento de que su uso implica la destrucción de embriones. Quienes apoyan su utilización aducen que puede salvar vidas a través de métodos terapéuticos e investigación.

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes