Clinton propone inversión millonaria en infraestructura

Hillary Rodham Clinton hizo el domingo un llamado para asignar cientos de miles de millones de dólares en un nuevo gasto federal en infraestructura, iniciando su campaña de un mes enfocada en la creación de empleos.

Frente a varios trabajadores sindicales y estudiantes, la favorita en las preferencias presidenciales demócratas prometió reconstruir "escaleras de oportunidad" y darles a más estadounidenses "un estilo de vida de clase media".

"Invertir en infraestructura hace a nuestra economía más productiva y competitiva", dijo durante el lanzamiento de "Hard Hats for Hillary", un nuevo esfuerzo de su campaña por movilizar a los sindicalizados. "Para construir una economía sólida para nuestro futuro, debemos comenzar a construir una infraestructura sólida hoy".

Clinton estuvo acompañada por el alcalde de Boston, Marty Walsh, quien recientemente se pronunció a favor de su campaña, y algunos líderes sindicales que respaldan su candidatura.

"Alisten sus martillos hidráulicos porque tenemos un cielo de cristal que demoler", dijo Walsh ante la ovación del público reunido en el histórico Faneuil Hall.

Las nuevas propuestas de infraestructura componen la porción más costosa de la agenda económica de Clinton, que de acuerdo con su campaña, excedería los 350.000 millones de dólares que ella de antemano propuso para un plan de universidades costeables. Junto con los 275.000 millones de dólares en fondos de infraestructura, Clinton planea nuevas inversiones en manufactura e investigación en las próximas semanas.

Su anuncio se da en un momento en el que Clinton encara los desafíos del senador de Vermont, Bernie Sanders, y el ex gobernador de Maryland, Martin O'Malley, quienes han recalcado la necesidad de incrementar los gastos federales directos. Sanders ha propuesto una legislación que proveería más de un billón de dólares en nuevos gastos de infraestructura en los siguientes cinco años, que se pagarían con un incremento de impuestos a las clases más altas y las corporaciones.

La campaña de Clinton dijo que destinaría 250.000 millones de dólares para inversiones directas del gobierno federal en caminos, puentes, transporte público y aeropuertos. Adicionalmente, 25.000 millones fundarían un banco nacional de infraestructuras, una idea que presentó el presidente Barack Obama durante su primer mandato, pero que ha sido bloqueada repetidamente por los republicanos en el Congreso.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7