Colombia: acusan a cuatro militares de homicidio y desaparición

BOGOTA (AP). Cuatro militares en retiro fueron acusados por su presunta participación seis años atrás en la desaparición y posterior asesinato de al menos cinco personas en el norte del país, informó el viernes la Fiscalía General.

Los acusados son el suboficial Harold Enrique Cuaran y los soldados Ernesto Ramón Murillo, Carlos Augusto Díaz y Giovanni Quintero, quienes pertenecían al Batallón Córdova de la ciudad de Santa Marta, departamento de Magdalena, 750 kilómetros al norte de Bogotá.

Los cuatro uniformados fueron acusados como presuntos coautores de los delitos de secuestro, tortura, homicidio, desaparición forzada y concierto para delinquir, es decir, la asociación de dos o más personas para cometer un número indeterminado de crímenes.

La Fiscalía explicó en un comunicado de prensa que "el 23 de febrero y el primero de marzo de 2006 en la finca La Reserva, ubicada en jurisdicción de Aracataca (Magdalena), hombres armados reunieron a los recolectores de algodón y se llevaron inicialmente a cinco hombres, luego a tres mujeres, y por último a una menor de seis años de edad".

El municipio de Aracataca (Magdalena) está ubicado a 660 kilómetros al norte de Bogotá.

"Según lo establecido en la instrucción, miembros de la citada unidad militar presentaron a cinco de esas personas como subversivas muertas en combate. Las (cuatro) víctimas restantes continúan desaparecidas", agregó el ente investigador.

Los cuatro acusados están privados de la libertad.

Desde fines de 2008, cuando se denunció que algunas bajas reportadas por los militares en realidad eran ejecuciones extrajudiciales, la Fiscalía General ha recibido denuncias de que más de 2.700 personas habrían sido víctimas de esta práctica que es conocida en Colombia como "falsos positivos".

Según estadísticas del organismo investigador, hasta mayo pasado 368 militares habían sido condenados por estos hechos. Por lo menos otros 700 uniformados están vinculados a procesos penales en la Fiscalía y en juzgados del país.

En octubre de 2008, el entonces presidente Alvaro Uribe y el actual mandatario, Juan Manuel Santos, quien era ministro de Defensa al momento del escándalo de los "falsos positivos", destituyeron a 27 militares, entre ellos a tres generales, porque por acción u omisión habrían tenido alguna responsabilidad en este tipo de crímenes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes