En Colombia, la mitad de los ecosistemas terrestres están en riesgo

La mitad de los ecosistemas terrestres de Colombia está en peligro o en situación crítica de conservación ambiental, principalmente por la expansión de la frontera agrícola, alertó esta semana un centro de investigación colombiano.

"Las causas de reducción de área más importantes incluyeron la expansión de la frontera agrícola y la escasa conservación de los remanentes de los ecosistemas originales en los mosaicos de los paisajes rurales y urbanos del país", indica el estudio "Biodiversidad 2015", del paraestatal Instituto Humboldt.

Según la investigación, realizada a partir de la metodología "Lista Roja de Ecosistemas" (LRE) de la ONG Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en el país se identificaron 81 ecosistemas terrestres, que abarcan un territorio de 75.800.798 hectáreas, similar a la superficie de Turquía.

De dicho total, 18 ecosistemas (de 885.562 hectáreas) están en peligro crítico, 17 (4.463.397 ha) en peligro, 15 (13.914.217 ha) en estado vulnerable y 31 (56.537.568 ha) generan una preocupación menor.

"Si los ecosistemas se encuentran seriamente transformados o degradados, las condiciones de vida de las comunidades que se benefician de ellos, y el logro de las metas de desarrollo del país, se verán afectados", agrega el documento.

De acuerdo con "Biodiversidad 2015", 34% de los ecosistemas "ha sido objeto de transformaciones" por asentamientos humanos y realización de actividades agrícolas y mineras, especialmente en las regiones Caribe y Andina (centro).

Además, desde 1970 hasta 2014 el porcentaje de pérdida de ecosistemas naturales fue de 37,5% en los bosques, 24,9% en las sabanas y 15,9% en los páramos.

En el mismo lapso los ecosistemas forestales perdieron más de 17 millones de hectáreas, principalmente en los Andes, la Amazonía y el Magdalena Medio (centro), porque, "históricamente, la población se ha asentado en regiones forestales".

El estudio pone como ejemplo que actualmente solo queda 8% de la cobertura original del bosque seco, que en un principio cubría 9.000.000 de hectáreas del país.

En tanto, cerca del 15% de los páramos, que proveen el 70% del agua de la nación, ha sufrido transformaciones para convertirse en potreros o lugares de cultivo y el 24% de las áreas de los humedales se usa para actividades antropogénicas, especialmente la ganadería.

Según el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia, el país es el primero a nivel mundial en número de especies de aves; el segundo en plantas, anfibios, mariposas y peces dulceacuícolas; el tercero en reptiles y palmas, y el cuarto en diversidad de mamíferos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7