Colombia: nadie reclama aún cadáver de "Mono Jojoy"

BOGOTA ( AP). Hasta ahora ningún familiar ha reclamado el cadáver del jefe guerrillero las FARC conocido como "El Mono Jojoy" que permanece en una morgue de Bogotá, se informó el martes.

Juan Angel Isaac, director del Instituto de Medicina Legal en Bogotá, adonde en las primeras horas del viernes fue llevado el cuerpo de "Jojoy" para practicarle la necropsia, explicó que sólo ha sido abordado por funcionarios de la Defensoría del Pueblo.

" Aquí todavía no lo ha reclamado nadie", advirtió en entrevista telefónica Hermes Ardila, jefe de la Unidad Nacional Antiterrorismo de la Fiscalía, la entidad oficial que debe decidir a quién se le entregará el cadáver.

En tanto, Isaac explicó que la Defensoría del Pueblo podría hablar con familiares del jefe guerrillero, abatido durante un bombardeo de la fuerza pública a su campamento el miércoles de la semana pasada en la selva colombiana.

" Ellos (los familiares) tienen que ir donde el fiscal (del caso) para que les dé la orden" de reclamarlo, dijo telefónicamente a la AP el funcionario.

La familiar a la que se refiere Isaac es Lucero Suárez, una sobrina directa de Víctor Julio Suárez o "Jorge Briceño" o "El Mono Jojoy", el jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Al igual que "Jojoy", Lucero Suárez es de Cabrera, un pequeño municipio del departamento de Cundinamarca, ubicado a 80 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El personero de la mencionada localidad, Julio César Flórez, llegó el martes a Bogotá para asistir a Lucero Suárez en su objetivo de reclamar el cadáver de "Jojoy". Ella, dijo Flórez en conversación telefónica, es hija de José Guillermo Suárez, un hermano del extinto guerrillero.

" Los familiares quieren reclamar el cuerpo. Todavía no han dicho si quieren llevarlo (a Cabrera) o quieren hacer el entierro en otro sitio", agregó Flórez. "Pero ella es consciente de que tiene que acatar las recomendaciones que le den la fuerza pública y los organismos de seguridad", añadió.

En tanto, Leonardo Medina, presidente del Concejo de Cabrera, opinó que a "Jojoy" "hay que darle una cristiana sepultura como ser humano". En su concepto, "como lo opina mucha gente del pueblo, a cualquier ser humano, sea o no sea de Cabrera, se le debe sepultar".

No es la primera vez que se presentan inconvenientes y dudas con el cadáver de un jefe de las FARC.

El primero de marzo de 2008 el ejército colombiano abatió en Ecuador a Raúl Reyes, número 2 de esa organización. Hoy, 31 meses después de su abatimiento, el sitio donde fue sepultado Reyes es un completo misterio en Colombia.

La policía dijo en abril de 2009 que por autorización de la ex esposa de Reyes "la institución dio cristiana sepultura a los restos". La institución advirtió, no obstante, que "se reservaba el lugar final de la inhumación", y dijo estar dispuesta a que la familia de Reyes "vuelva a recibir el cadáver".

Pero, en ese momento, el entonces fiscal general, Mario Iguarán, aseguró que la entrega del cadáver de Reyes se hizo con irregularidades y anunció una investigación penal contra los participantes de esa entrega.

Con el cadáver de Iván Ríos, otro importante líder de las FARC que fue asesinado en marzo de 2008 por uno de sus subalternos, también hubo problemas.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reconoció que tuvo que intervenir para que las autoridades lo entregaran a sus familiares en Pereira, capital del departamento de Risaralda y a 175 kilómetros al este de Bogotá.

Los familiares de Ríos adujeron problemas de seguridad para retirar el cadáver de una morgue y por eso el CICR ofreció su mediación. Tampoco se sabe oficialmente dónde fue inhumado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes