Comandante: Imposible detener a milicianos en frontera afgana

WASHINGTON (AP). Las fuerzas estadounidenses se concentran en combatir a los milicianos del Talibán en tierra afgana pues se ha vuelto prácticamente imposible detener a los insurgentes entre la vasta frontera entre Afganistán y Pakistán, dijo un importante comandante estadounidense.

"Para asegurar la frontera en el sentido tradicional se necesitaría una enorme cantidad de recursos", dijo el coronel Viet Luong el martes. También se requerirá mucha más cooperación de las tribus dentro de Pakistán, que suelen permitir el paso seguro de los combatientes talibanes, agregó.

Otros integrantes importantes de las fuerzas armadas estadounidenses han dicho que esperan que las fuerzas paquistaníes hagan más para terminar con los escondites de los talibanes.

Hasta ahora Estados Unidos ha negado los reportes sobre que sus fuerzas buscan expandir sus operaciones especiales y redadas dentro de las zonas tribales paquistaníes para combatir a los milicianos.

Luong dijo que prefiere combatir a los insurgentes fuera de los pueblos afganos donde son más vulnerables.

"Es ingenuo decir que podemos detener a las fuerzas que vienen de la frontera", dijo Luong, que se encarga de las tropas en una parte del este de Afganistán que incluye a la volátil provincia de Khost y 261 kilómetros (162 millas) de frontera.

Agregó que los efectivos bajo su mando siguen trabajando para controlar la frontera. Pero recientemente cerró un retén que incluía un pelotón conocido como "Combat Outpost Spera", pues considera que habrá una protección más efectiva en zonas más pobladas.

Luong dijo que ha visto algunos signos de esperanza para Khost desde que Estados Unidos y Afganistán emprendieron operaciones contra la red Hakani, que reside en Pakistán y está vinculada con el Talibán. El número de operaciones y patrullas se cuadruplicó hasta 12.000 en el último año, mientras que la efectividad del fuego enemigo se redujo a la mitad, estimó.

"Los signos locales indican que la gente de Khost comienza a sentir que la seguridad es mucho mejor", dijo. "Y lo más importante, por primera vez sienten que el gobierno de la provincia está trabajando para ellos".

Este año ha sido el más mortífero en los casi 10 años de guerra para las tropas de coalición en Afganistán. Hasta el momento han muerto 700 de sus integrantes, según un conteo de The Associated Press, el año pasado murieron 504.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes