Combates en Ucrania hacen huir a la población

Los asustados vecinos de un poblado del este de Ucrania huyeron el lunes de sus viviendas con pocas pertenencias en bolsas de plástico mientras proyectiles de artillería caían en la distancia, lo que también evitó que un equipo internacional de policías llegara al lugar donde se estrelló el avión de Malaysia Airlines.

"¡Mamá, aguanta ahí!", exclamó una mujer llorosa que huía de Shajtarsk con su madre. Reporteros de The Associated Press vieron cuando al menos dos proyectiles de artillería hicieron impacto en un edificio de apartamentos.

Los combates en la zona y otras de la región impidieron por segundo día que policías holandeses y australianos llegaran al lugar donde cayó la aeronave. Sus planes eran buscar cadáveres y reunir evidencia forense, y la demora hizo caldear los ánimos entre los observadores internacionales.

"Hay una tarea que cumplir", afirmó Alexander Hug, subjefe de un equipo de monitoreo de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. "Estamos hartos de ser interrumpidos por combates, a pesar de que hemos acordado que debe haber un cese al fuego".

Las fuerzas del gobierno han intensificado sus esfuerzos por reconquistar territorio controlado por separatistas pro rusos en una lucha que, según las Naciones Unidas, ha dejado más de 1.100 muertos en cuatro meses.

Un funcionario ucraniano dijo el lunes que las grabadoras de a bordo recuperadas muestran que el vuelo 17 de Malaysia Airlines cayó a tierra el 17 de julio debido a una pérdida masiva y explosiva de presión tras ser penetrado en numerosos lugares por metralla. Andrei Lisenko, portavoz del Consejo de Seguridad de Ucrania, indicó que el avión "sufrió una descompresión masiva explosiva" luego de ser impactado por la metralla que dijo provenía de un misil.

Lisenko negó que las fuerzas ucranianas estuviesen combatiendo dentro del radio de 20 kilómetros (12 millas) en torno del lugar donde cayó la aeronave, sitio en el que el presidente Petro Poroshenko aseguró la semana pasada que habría un cese de fuego para permitir la tarea de los investigadores.

Había señales de que fuerzas del gobierno habían ganado terreno en la lucha contra los rebeldes.

El ministro de Defensa de Ucrania dijo que fuerzas de su país entraron a Shajtarsk, aunque retenes militares que bloquean el acceso occidental a la localidad siguen bajo control rebelde. El ministerio agregó que se libraban combates en Snizhne, justo al sur del lugar donde cayó el avión, y en otros poblados en el este.

Mientras tanto, rebeldes en Donetsk indicaron en Twitter que hubo combates en el poblado de Rozsypne, donde todavía hay restos de la aeronave.

Igor Ivanov, uno de los líderes insurgentes, dijo a la agencia oficial de noticias rusa RIA-Novosti que el poblado había caído en manos del gobierno, pero no fue posible confirmar de inmediato esa información.

Mientras tanto, el Departamento de Estado norteamericano dio a conocer imágenes satelitales que considera respaldan sus acusaciones de que cohetes han sido disparados desde Rusia al este de Ucrania y artillería pesada para los separatistas también cruzó la frontera.

Un documento de cuatro páginas emitido por dicho departamento al parecer muestra las marcas de detonaciones en el lugar desde donde fueron lanzados los cohetes y cráteres en donde cayeron. Funcionarios dijeron que las imágenes, proporcionadas por el director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, muestran disparos de artillería pesada realizados entre el 21 y el 26 de julio, después del derribo del vuelo malasio.

Moscú ha rechazado airadamente las acusaciones sobre la participación de Rusia en el conflicto en el este de Ucrania. El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso acusó el fin de semana a Estados Unidos de efectuar "una incesante campaña de calumnias contra Rusia, en la que recurre cada vez más a las mentiras descaradas".

El secretario de Estado norteamericano John Kerry conversó por teléfono el domingo con el ministro ruso del Exterior, Serguei Lavrov, y le solicitó que Moscú detenga el tránsito de armamento pesado y cohetes, así como el fuego de artillería desde Rusia hacia Ucrania, según un funcionario del Departamento de Estado.

Kerry no aceptó el rechazo de Lavrov de que armas pesadas provenientes de Rusia contribuyan al conflicto, dijo el funcionario, que solicitó el anonimato para facilitar detalles sobre la conversación entre ambos diplomáticos.

Las autoridades en Moscú no hicieron declaraciones al respecto.

Por su parte, la alta comisionada de la ONU para los refugiados dijo que por lo menos 1.129 personas han perdido la vida desde mediados de abril, cuando comenzaron los combates, y el 26 de julio. El reporte indicó que por lo menos 3.442 personas han sido heridas y más de 100.000 han abandonado sus viviendas.

Navi Pillay también pidió una investigación rápida del derribo del avión, que dijo puede ser un crimen de guerra.

La ONU denunció que grupos rebeldes siguen "secuestrando, deteniendo, torturando y ejecutando personas para intimidar" a la población en el este.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7