Comienza el despliegue de observadores europeos en Georgia

BASALETI, Georgia (AFP) - Los observadores de la Unión Europea (UE) comenzaron a desplegarse en Georgia el miércoles para garantizar el alto el fuego y supervisar la retirada de las tropas rusas hasta el 10 de octubre tras el conflicto del pasado agosto en esta ex república soviética del Cáucaso.

Varios observadores fueron autorizados a franquear algunos de los puestos de control rusos y penetrar en las zonas adyacentes al territorio separatista de Osetia del Sur.

La víspera un portavoz de las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz había advertido de que los militares les negarían el paso.

"Hemos empezado hoy nuestras patrullas y establecido un primer contacto con todas las partes concernidas. Las patrullas entrarán en las zonas colindantes de Osetia del Sur y Abjasia", dijo el jefe de la misión de vigilancia de la UE en Georgia (MSUE), Hansjoerg Haber.

El Ministerio ruso de Defensa anunció por la tarde que las zonas de contención en ambas regiones separatistas serían abiertas a los observadores, subrayando que no se impondría "ninguna prohibición o restricción mayor" y que no habría "ninguna zona cerrada".

La AFP constató que una patrulla europea había sido autorizada a entrar en la zona de seguridad por un puesto de control ruso cerca de la localidad de Kvenatkotsa (30 km al oeste de Gori). Más al este, en Karaleti, un soldado ruso indicó a la AFP que los observadores había podido pasar.

"No se señaló ningún incidente mayor. Los contactos técnicos con las autoridades militares rusas seguirán", afirmó Haber.

El jefe de la MSUE indicó asimismo haber recibido de los rusos una lista sobre el orden de desmantelamiento de los controles, sin precisar el calendario.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, aseguró el miércoles que la retirada militar de Georgia - excepto de Osetia del Sur y Abjasia -, finalizará el 10 de octubre, conforme al acuerdo concluido el 8 de septiembre con el jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, presidente en ejercicio de la UE.

Los soldados rusos instalaron posiciones en estas zonas adyacentes a las regiones separatistas tras el estallido del conflicto de cinco días con Georgia, el 8 de agosto.

Los observadores empezaron a patrullar a bordo de vehículos blindados a partir de las 09H00 locales (05H00 GMT) desde sus cuatro instalaciones regionales, en las ciudades de Poti y Zougdidi, en el oeste, y Gori y Basaleti, en el centro.

La misión europea está formada por 200 hombres y unos 40 de ellos estarán constantemente desplegados.

Su cometido es vigilar el desmantelamiento de las posiciones rusas y coordinar con el ministerio georgiano de Interior la llegada de policías a la zona para evitar que se produzca un vacío.

Se podrá reconocer a los observadores de la UE -expertos militares, policías o especialistas en derechos humanos- por sus boinas, brazaletes y chalecos azules. Sus vehículos estarán marcados con las siglas EUMM, que corresponden al nombre de la misión en inglés (European Union Monitoring Mission).

Los principales contingentes de la misión de la UE están formados por franceses, españoles (diez), italianos, polacos, alemanes, suecos y rumanos.

Los observadores no estarán armados. Sólo se les permite disponer de equipos de protección, como los vehículos blindados.

El futuro de Abjasia y Osetia del Sur, cuya independencia fue reconocida a finales de agosto por Moscú -que pretende mantener a 7.600 soldados en las regiones secesionistas- será analizado en discusiones a nivel de expertos que deben comenzar el 15 de octubre en Ginebra.

Nicaragua es el otro país que reconoció la independencia de esas regiones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes