Comisión de Zelaya: gobierno de facto de atorar diálogo

TEGUCIGALPA (AP). La comisión negociadora del depuesto mandatario Manuel Zelaya dijo que no acudirá a reuniones con el gobierno de facto hasta que no haya una "propuesta constructiva", y consideró que el diálogo se encuentra obstruido.

Víctor Meza, uno de los negociadores de Zelaya, declaró "evidentemente obstruido" el diálogo con el que se busca una salida a la crisis en Honduras al rechazar una propuesta del gobierno de facto.

"No nos vamos a volver a reunir hasta no tener una propuesta constructiva", expresó.

Minutos atrás, la comisión del presidente de facto Roberto Micheletti presentó una propuesta que pedía opiniones al Congreso y la Corte Suprema de Justicia antes de reinstalar a Zelaya. La Corte ya se había pronunciado en favor de no devolver el poder al mandatario derrocado en junio.

"Aunque no lo declaramos roto (el diálogo) ni pensamos romperlo, (podemos decir que) ha entrado en fase de evidente obstrucción", dijo Meza.

Además, señaló que la propuesta presentada por la comisión de Micheletti "es insultante, nos pide que reconozcamos que no hubo golpe de Estado".

Zelaya dijo en una entrevista telefónica con la AP que el diálogo ha sido "obstruido maliciosamente" por Micheletti.

El presidente depuesto anticipó que pedirá que el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos se pronuncie sobre el "estado de obstrucción del proceso de diálogo".

"Hemos apelado a que el consejo de la Organización de Estados Americanos se pronuncie ya que ellos son los auspiciadores del diálogo", manifestó.

Sobre las eventuales elecciones de noviembre, consideró que con un "estado de excepción, condiciones adversas para los participantes, persecución política, no es un proceso electoral, es un fraude".

Está previsto que los hondureños acudan a las urnas el 29 de noviembre. Sin embargo, el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado, que aglutina a organizaciones sindicales y populares, ha dicho que efectuará acciones contra la realización de los comicios.

La propuesta presentada por Micheletti planteaba que las dos comisiones soliciten "los informes previos de la Corte Suprema de Justicia y el Congreso sobre el regreso de Zelaya".

El punto de choque entre las dos comisiones había sido hasta el viernes que Zelaya pedía que fuera el Congreso el que tuviera la última palabra sobre su restitución, mientras que Micheletti demandaba que la decisión final estuviera en la Corte.

Otro de los negociadores de Micheletti, Armando Aguilar, explicó que la nueva propuesta era retomar la discusión "bajo control de los negociadores la decisión final del problema".

"No lo podemos decidir hasta que no hayamos arrastrado los informes de la Corte y el Legislativo", estimó.

Esa propuesta, implicaba que ambos poderes del Estado deberían sesionar y pronunciarse sobre el tema.

Zelaya rechazó que fuera la Corte quien decidiera su regreso, puesto que en la anterior ronda de negociaciones, ese poder del Estado opinó en contra de los acuerdos de San José, que buscaban su reinstalación.

El domingo llegó al país una delegación de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos con el fin de elaborar un informe sobre el respeto a las garantías fundamentales en el país después del golpe de Estado del 28 de junio.

La comisión permanecerá en el país hasta el 7 de noviembre y rendirá en diciembre un informe a las Naciones Unidas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes