Comisión colombiana viaja a EU por negociación de bases

BOGOTA ( AP). El comandante de las fuerzas militares, general Freddy Padilla, afirmó que una comisión colombiana viajó hoy miércoles a Washington para una nueva ronda de negociaciones con Estados Unidos para el uso de bases militares, convenio que ha generado críticas y dudas en Sudamérica.

" Si se llega a afinar el acuerdo, entonces entra una etapa burocrática, tanto de Estados Unidos como en Colombia, para que los gobiernos definitivamente tengan ya la luz verde para la firma del convenio", dijo el oficial el miércoles a reporteros en la base aérea de Palanquero, en el departamento de Caldas y a unos 100 kilómetros al noroeste de Bogotá.

El oficial no dio detalles de cuántas personas integraban la comisión ni con qué autoridades de Estados Unidos se reunirían, pero aseguró que " si Dios nos ayuda estará listo" el convenio en breve.

Hasta ahora Padilla y otras autoridades han dicho que el acuerdo, que se extendería por 10 años, los militares estadounidenses tendrían acceso al uso de instalaciones en Palanquero y al menos otras seis instalaciones militares colombianas.

Palanquero estuvo fuera del límite de las operaciones militares estadounidenses hasta abril del 2008, después de una sanción por infringir los derechos humanos: un helicóptero colombiano militar que usaba la base realizó un bombardeo en 1998 a un poblado en el norte del país y murieron 17 civiles.

Un proyecto de ley aprobado por la cámara baja estadounidense y pendiente de aprobación en el Senado destinaría 46 millones de dólares para obras de construcción en Palanquero, que ya cuenta con una pista de aterrizaje de 3,500 metros, dos enormes hangares y es la base del principal de los aviones de combate de Colombia.

Estados Unidos ha admitido que ha podido " hacer mejor trabajo" al informar a la región sobre las negociaciones con Bogotá, que ya desde el año 2000 recibe asistencia de Washington para la lucha antidrogas y después contra la subversión. Bajo ese programa de asistencia, llamado Plan Colombia, Bogotá ha recibido más de 6,000 millones de dólares desde el 2000 y hasta ahora.

Bajo leyes estadounidenses, el número de empleados del departamento de Defensa en Colombia no puede exceder los 800, mientras la cifra de contratistas militares sólo puede alcanzar los 600.

Tal cifra no cambiaría en el nuevo convenio, según han dicho funcionarios colombianos.

Aproximadamente 600 miembros de las fuerzas armadas estadounidenses y contratistas civiles trabajan en Colombia, según las cifras más recientes disponibles. Los asesores están vinculados a las divisiones del ejército colombiano, tienen sus propias oficinas en el comando castrense y entrenan a cientos de tropas locales desde el año 2000.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes